ANIMALES

Esta es la razón por lo que no debes cortarle el pelo a tu lomito, pese a las altas temperaturas

Sabemos que esta es la temporada en donde más solemos llevar a la peluquería a nuestro amigo, pero puede que eso no sea tan beneficioso.

Esta es la razón por lo que no debes cortarle el pelo a tu lomito, pese a las altas temperaturas.
Esta es la razón por lo que no debes cortarle el pelo a tu lomito, pese a las altas temperaturas.Créditos: Pixabay.com
Escrito en TENDENCIAS el

Contrario a la intuición popular, cortar el pelo a tu perro durante el calor del verano no lo refrescará. De hecho, puede tener el efecto contrario y poner en riesgo su salud.

Sabemos que los lomitos son lo más importante en muchas familias, sin embargo, pensar que lo mismo que nos hace bien a nosotros es aplicable en ellos, suele ser un error bastante común.

¿Por qué no cortar el pelo de tu mascota cuando hace mucho calor?

El pelaje de tu perrito funciona como un aislante natural, protegiéndolo tanto del frío como del calor. La capa externa de pelo grueso repele los rayos del sol, mientras que la capa interna lanosa atrapa una capa de aire que actúa como aislante.

Al cortar el pelo, eliminas esta barrera protectora, dejando a la piel del perro expuesta a los elementos.

Efectos negativos de cortarle el pelo a tu perrito

Quemaduras solares: La piel sin pelo es mucho más susceptible a las quemaduras solares, que pueden ser dolorosas y, en casos graves, incluso provocar cáncer de piel.

Deshidratación: El pelaje ayuda a regular la temperatura corporal del perro, previniendo la pérdida excesiva de agua. Sin él, los perros son más propensos a deshidratarse, especialmente durante la actividad física o en climas cálidos.

Problemas de piel: Cortar el pelo puede irritar la piel del perro y hacerlo más susceptible a infecciones y alergias.

Molestias: Los perros con pelaje corto pueden sentir más frío por la noche o cuando hace viento, lo que puede provocar escalofríos y temblores.

Alternativas para mantener a tu perro fresco en verano

  • Cepillado regular: Cepillar el pelo de tu perro con frecuencia ayuda a eliminar el pelo suelto y muerto, lo que favorece la circulación del aire y la ventilación de la piel.
  • Paseos a la sombra: Evita pasear a tu perro durante las horas de máxima calor y busca siempre zonas con sombra.
  • Baños refrescantes: Un baño con agua fresca puede ayudar a bajar la temperatura corporal de tu perro.

Si bien puede parecer tentador cortar el pelo a tu perro en verano para que se sienta más fresco, es importante resistir la tentación. El pelaje de tu perro es su protección natural contra los elementos de la naturaleza y el entorno.