enero 22, 2022
Radio
Webcam
Buscar
entrevistas

Apagones y la reforma a la industria eléctrica planteada por el ejecutivo federal

Apagones y la reforma a la industria eléctrica planteada por el ejecutivo federal
Un secretario en funciones de juez aún no admite a trámite el juicio, ya que dio un plazo de cinco días para que el quejoso aclare su escrito l / Foto: Ilustración-Pixabay

Ezra Shabot compartió su análisis para MVS Noticias con Pamela Cerdeira, acerca de los apagones y la reforma a la industria eléctrica planteada por el ejecutivo federal.

Ante lo que sucede en el norte del país y en algunas partes de la ciudad con el tema de los apagones, nos lleva directamente a otra confrontación. La confrontación entre proyectos de nación, aquellos que están ligados a la posibilidad por un lado de ser autosuficientes y de estar conectados al mismo tiempo con el resto del mundo o de apostar a un pasado que no se puede renacer, que no se puede reconstruir, que cuesta además muy caro y ya no tiene posibilidades de funcionar.

El tema aquí es la apuesta por el gas para generar electricidad o la apuesta del combustóleo para utilizarlo como algo que se adapta a la vieja maquinaria de la Comisión Nacional de Electricidad, aquello que ya estaba en desuso pero que produce Pemex.

Se ha abandonado lo poco que se había tratado de impulsar en el sexenio anterior sobre el tema de gas y se evitó construir las grandes zonas de almacenaje para gas y ahora aparece una consecuencia del cambio climático y termina paralizando al estado de Texas y al hacer esto, se apostó por generar combustóleo.

El día de mañana se estará aprobando una reforma eléctrica que va en el mismo sentido, en donde se castiga la energía limpia y energía barata y se le impulsa y da cabida otra vez a una Comisión Federal de Electricidad con poca capacidad para generar energía eléctrica barata, energía eléctrica que no contamine y que al mismo tiempo representa para los mexicanos una posibilidad de modelos de autosuficiencia. No estamos preparados para nada, no tenemos ni el gas, ni la maquinaria para seguir funcionando.