octubre 24, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Podcasts

Pilates Facial

Pilates Facial
Rostro de mujer / Ilustración / Unsplash

El día de hoy Gaby Vargas nos habla de “el Pilates Facial” surge a partir de la necesidad de ejercitar los músculos de la cara. En realidad, esto no es tan nuevo, ya que algunas celebridades practican ejercicios de su rostro desde hace años a fin de mantenerse mucho más jóvenes gracias a la tonificación de esa musculatura con ejercicios realizados con los dedos y expresiones faciales.

Está demostrado pues, que el Pilates Facial promueve el colágeno, tonifica músculos de cara y cuello, estimula la circulación y mejora el aspecto de la piel. Lo ideal es practicarlo a partir de los 30 años de edad, pero en realidad puede hacerlo cualquier persona y no tiene ningún tipo de contraindicación.

A diferencia del yoga facial, el pilates del rostro insiste en la importancia de movimientos isométricos, es decir sin contracción muscular, así como movimientos isotónicos, con contracción, acortamiento y alargamiento del músculo en cuestión y ejercicios de resistencia que desafían la gravedad de los rasgos e incluso previenen problemas cervicales y articulares.

El pilates facial disminuye ojeras, mejora la visión, aumenta el volumen de los labios y mejora su forma. Ayuda a eliminar la papada y las líneas nasolabiales que se marcan con el paso del tiempo. También borra el llamado código de barras, es decir, las líneas verticales ubicadas encima de los labios, redefine las cejas y relaja los músculos para liberarlos del estrés.

Conoce más en la cápsula de hoy.