enero 27, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Podcasts

Ofrenda en día de muertos

Ofrenda en día de muertos
Altar día de muertos / Ilustración / Pixabay

El día de hoy Gaby Vargas nos habla acerca de una hermosa tradición mexicana:

Amparo comienza los preparativos de tan importante celebración. Corre al mercado a comprar lo necesario para su ofrenda: flores de cempasúchil, crisantemos, terciopelo y nube, calaveritas de azúcar, papel picado en colores alegres, veladoras para iluminar el camino de sus visitantes, fruta de la que a sus viejos les gustaba: caña, tejocote, naranja y guayaba.

Preparará los platos que en vida les gustaba saborear: arroz, pipián y capirotada.  Pondrá también un rico pan de muerto y champurrado, el que le gustaba tanto a mamá y no podrá faltar el caballito de tequila para el desempance de papá. ¡No hay que olvidar poner sus fotografías!

A Amparo le gusta conservar las tradiciones que en casa le enseñaron desde niña y que ahora transmite a sus hijos con mucho entusiasmo; como poner el árbol de Navidad, la llegada de los Reyes Magos el 6 de enero, o el dinero que deja el ratón en el zapato de un niño cada que éste pierde un diente de leche.

El Día de Muertos en la visión indígena implicaba el retorno transitorio de las ánimas de los difuntos al mundo de los vivos, para convivir con su familia y para nutrirse de la esencia del alimento que se les ofrece en los altares puestos en su honor. Para los mexicanos, la muerte no representa una ausencia, sino a una presencia viva. La muerte es un símbolo de la vida que se materializa en el altar ofrecido. Una celebración que conlleva una gran trascendencia popular con diversos significados, desde filosóficos hasta materiales.

Esta tradición se mantuvo aún después de la llegada de los españoles a nuestro país. La celebración del Día de Muertos se lleva a cabo los días 1 y 2 de noviembre. De acuerdo con el calendario católico, el 1 de noviembre corresponde a Todos los Santos, es el día dedicado a los “muertos chiquitos” o niños, y el día 2 de noviembre a los Fieles Difuntos, es decir, a los adultos