enero 24, 2022
Radio
Webcam
Buscar
podcasts

El arte Zen y la seducción

El truco es ver más allá de las pinceladas. Se hace de la misma manera en que se mira un enigmático cuadro de ilusión óptica.

El arte Zen y la seducción
Arte Zen / Ilustración / Unsplash

No todo lo que se ve a primera vista es lo que parece. Esto se descubre al comprender la profundidad y el significado de las pinturas zen.

Los monjes que los realizan pasan horas y horas de práctica en concentración y meditación para transitar de la simple percepción ordinaria al mundo de la iluminación. La iluminación entendida como la capacidad de sentir un momento de claridad y gozo más allá de lo obvio, en el que todo es perfecto.

A pesar de haberlas visto muchas veces, no las había comprendido. Se trata de aquellas que tienen una base blanca, del tono de la tela, y en las que sólo se aprecian unos cuantos trazos o pinceladas de tinta negra o gris. Por lo general son de origen japonés o chino, a simple vista me parecían poco interesantes, incluso algo naïve.

El truco es ver más allá de las pinceladas. Se hace de la misma manera en que se mira un enigmático cuadro de ilusión óptica, en el que podemos ver, por ejemplo, un pato o un conejo. Para ser capaces de apreciarlos se requiere un cambio, un switch mental que modifique la percepción. Así, el arte Zen es un método para buscar la verdad, otra dimensión de la conciencia y el misterio que se encuentra precisamente en la nada, en ese vacío del fondo blanco en la pintura

Conoce más en la cápsula de hoy.

Arte Zen / Ilustración / Pixabay
Arte Zen / Ilustración / Pixabay