diciembre 05, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Podcasts

Almohadas

Almohadas
Mujer dormida / Ilustración / Pixabay

El día de hoy Gaby Vargas habla de las almohadas, proviene del árabe, como muchas otras palabras (también bellas) que comienzan con la sílaba “al”, como albóndiga, álgebra, alberca, alfil, alcázar o algarabía.

Se trata de un objeto de confort, que ha sido empleado por los seres humanos desde tiempos inmemoriales.

Su tarea consiste en rellenar el hueco entre la cabeza y los hombros, de modo que, al dormir, nuestra columna vertebral tenga una posición recta. Con ello se garantiza un sueño reparador, se evitan dolores de cuello y espalda, y se protege la postura de las vértebras cervicales.

Desde épocas remotas existían utensilios que cumplían esa función. Pero no siempre fueron iguales.  En la antigüedad, por ejemplo, eran objetos rígidos.

No todas las almohadas son buenas para todas las personas y por eso al seleccionar la tuya es necesario tener en cuenta varios factores.

Por ejemplo, tu talla.

  • El tamaño de tu cuello y de tus hombros.
  • El tipo de colchón que utilizas.
  • Tu temperatura de confort, es decir, si eres una persona friolenta o si, por el contrario, sudas mucho en las noches.
  • Y, algo muy importante, tu postura al dormir.

Conoce más en la cápsula de hoy.