MEDIO AMBIENTE

QuÍmica verde

Te imaginas cómo sería nuestra vida si no existieran los combustibles para nuestros autos. Los insecticidas para proteger los cultivos o los plásticos para un sinfín de utensilios en el hogar.

Fábrica / Ilustración
Fábrica / IlustraciónCréditos: Pixabay
Escrito en PODCAST el

Audio relacionado

Su navegador no soporta la reproducción de audio por HTML 5
08 Jun 23 - Química verde

Has notado que se usa mucho la palabra verde para hablar de temas ambientales, entonces tal vez has oído hablar de la química verde, pero ¿sabes qué es y en qué nos puede beneficiar?

Sabemos que la química es una ciencia dedicada a crear nuevos productos y que estudia las propiedades de las sustancias. Nos permite gozar de muchos bienes que nos dan confort, gracias a ella es posible disfrutar cada día de productos que nos simplifican la vida.

Te imaginas cómo sería nuestra vida si no existieran los combustibles para nuestros autos. Los insecticidas para proteger los cultivos o los plásticos para un sinfín de utensilios en el hogar.

Hasta hace poco era común que, para desarrollar un nuevo producto químico, sólo se tomaran en cuenta, cuestiones como la disponibilidad de las materias primas, la facilidad para fabricarlo, la cantidad de producto que se podría obtener y sobre todo el beneficio económico que se podría conseguir. Sin embargo, todas estas razones nada tiene que ver con proteger el medio ambiente.

Es hasta la década de 1990 que se comenzó a considerar otros aspectos como la cantidad de energía que se necesita para fabricarlo, qué tan escasos son los materiales qué se usan y que tanta contaminación se genera. Es con esta visión que nació la química verde.

La química verde fue originalmente sólo una nueva forma de hacer química, pero hoy trabaja estrechamente con otras disciplinas como ecología, ciencias de las salud e ingeniería.

La química verde es una forma de entender que el modo en que fabricamos los productos es parte de la solución para prevenir los daños ambientales que genera la industria. Es un esfuerzo combinado de gobierno, empresas, sociedad para disminuir al mínimo la contaminación desde su propio origen y para dejar atrás las soluciones conocidas como final de tubo, es decir, aquellas que se buscan sólo cuando lo problemas por haber ensuciado el agua, el aire o el suelo, ya nos afectan gravemente.

La química verde propone diseñar y utilizar productos y tecnologías industriales novedosos, que no liberen sustancias peligrosas, ni para le medio ambiente ni para las personas, tanto en el momento de su fabricación como en cada una de las etapas de las que pasa el producto antes de dejar de ser útil.

Busca también reducir el costo que se debe pagar la escasez de recursos naturales como el agua, por el traslado de los desechos a un lugar apropiado y por el cuidado de la salud de las personas que han estado expuestas a sustancias tóxicas.

Esta ciencia utiliza técnicas y prácticas, como el diseño de sustancias a base de arreglos novedosos con sus moléculas. La vigilancia cuidadosa de los equipos industriales durante la fabricación, el reciclaje de los desechos y el uso eficiente de la energía. Gracias a ella se puede reducir los gastos que se relacionan con la eliminación de los desechos o la limpieza de aguas contaminadas.

Su objetivo es lograr el menor impacto negativo sobre el medio ambiente y los seres humanos, sino ponerse al avance científico y tecnológico, ni afectar las ganancias de las empresas por la venta de los productos.

Su papel es conciliar los intereses de 2 grupos que por mucho tiempo se han enfrentado, los ambientalistas y los industriales.

Te invito a preguntarte, hoy en tu vida diaria ¿Cómo colaboras con la química verde?

Científico / Ilustración / Pixabay