GUARDIA NACIONAL

Del dicho al hecho, cuanto trecho

En 2018 la Guardia Nacional reapareció en México cuando López Obrador presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad.

Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa. Créditos: Cuartoscuro
Escrito en OPINIÓN el

Como un homenaje a los Constituyentes de 1916-17 que expidieron la Constitución en vigor, primera en el mundo que consigna garantías sociales, se inscribió con letras de oro en uno de los muros del recinto de la H. Cámara de Diputados, una leyenda que dice: "A los Constituyentes de 1917".  Creemos que se inscribió con letras de oro para que todos los diputados tuvieran presente que los Constituyentes de 1917 rompieron los moldes clásicos de las constituciones del pasado y elaboraron un nuevo tipo de constitución político-social, donde se protegen las garantías individuales como es el derecho a una educación, derecho a la salud, a tener una alimentación adecuada, a la impartición de justicia expedita, al trabajo digno consagrando los derechos del hombre que son superiores al de la sociedad.  Igualmente protegen los derechos sociales estableciendo las bases de la organización política de los estados. La Constitución de 1917 incorporó los ideales por los que se luchaban en la Revolución mexicana, girando alrededor de los ideales de la democracia, el nacionalismo y la justicia social.

La Guardia Nacional nació muerta, fue esta postergada en la Constitución de 1917 dándose el carácter de estatal y bajo poder local. En 1934, el presidente Lázaro Cárdenas trato de reinstalar la Guardia Nacional, pero solo se quedó en los discursos. Existieron varios intentos de organizar a la Guardia Nacional pero las propuestas no fueron aprobadas. La evolución de la Guardia nacional refleja la historia de México. En la Guardia Nacional intervienen ya sea a favor o en contra todas las corrientes ideológicas que forman parte del Estado Mexicano. No es hasta 2018 que la Guardia Nacional reapareció en México cuando López Obrador presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 y el Senado de la República lo aprobó.  El carácter civil de la Guardia Nacional empezó a cambiar poco a poco a partir de este momento. 

José Vasconcelos, en su libro Ulises Criollo, relata cómo durante la época universitaria desarrolla un profundo odio contra Porfirio Diaz, que él mismo no entendía, por su violenta reacción contra el caudillo de los mexicanos.  Pensaba que tal vez el odio que sentía era porque absorbía del ambiente que jamás se le atacaba en público, pero que se respiraba en el aire la antipatía, la opresión, la falta de libertad, el no poder expresar absolutamente nada. Entendía que buen cuidado tenían los agitadores de no equivocarse resbalando hacia la crítica del régimen de Diaz y por si ocurría el olvido, allí estaba, oído atento, el jefe de la Policía; allí estaban los escuadrones de gendarmes y detrás el ejército.  Se podía increpar a Dios y al Diablo, a la iglesia y al extranjero; todo, menos la más leve alusión al amo de los mexicanos. Vasconcelos relata que él estaba presente cuando con un solo ademán del inspector se desbocó sobre los estudiantes a la caballería con sables cortando la masa de estudiantes reunidos fuera de la Facultad de Leyes que estaban despidiendo el siglo XIX y daban la bienvenida al siglo XX.  

La Constitución de 1917 nació de los ideales por los que lucharon los legisladores que buscaban obtener un ordenamiento que encarnara los derechos naturales del hombre.  Ahora no sabemos si los legisladores del 2022 son llevados por las amenazas, o la filosofía del partido o por enfoques de intereses personalísimos legislan ad nauseabundo, mientras que lo más importante es el erradicar la inseguridad con la que vive el país.

No dejemos que atropellen una vez más a nuestra Constitución. Solo basta con recordar el movimiento estudiantil de 68 para describir lo que vivimos igual a lo que lo vivió Vasconcelos. El tener a la Guardia Nacional bajo la Secretaria de la Defensa Nacional con la tarea de velar por la seguridad pública va contra la Constitución. Estoy segura de que los constituyentes de 1917, sepultados en la antiguamente llamada Rotonda de los Hombres Ilustres, se está revolcando en su tumba de rabia y coraje cuando escuchan que en México se está militarizando a la Guardia Nacional y que ahora son los militares los encargados de la seguridad pública.

Correo:  mgmagallon@aol.com

Twitter:  @MinaMagallon