¿Pudo Marianna obtener asilo en EEUU?

De la tinta de Mina Magallón

Escrito en OPINIÓN el

Hace cinco a\ños Marianna vino desde Afganist\án a los EEUU. Fue invitada por un grupo de derechos humanos para recibir un reconocimiento en la Casa Blanca por su programa de educaci\ón que se transmit\ía en Afganist\án a trav\és de la radio BBC. Por medio de este, trataba de ense\ñar a las ni\ñas y mujeres de Afganist\án a leer y a escribir, as\í como sumar y restar. El gobierno en Afganist\án ha tratado de construir escuelas y educar a ni\ñas, pero estos programas han sido muy dif\íciles de operar, especialmente cu\ándo el Talib\án prohibi\ó la educaci\ón de las ni\ñas y las mujeres. Recordemos a Malala Yousafzai a quien le dispararon una bala en la cabeza por sus programas de educar a las ni\ñas en Pakist\án.

Marianna recibi\ó su reconocimiento en la Casa Blanca de las manos del vicepresidente Joseph Biden y le tomaron una fotograf\ía con el grupo de mujeres que llegaron de todo el mundo a recibir un reconocimiento por su trabajo educando ni\ñas. La organizaci\ón de derechos humanos puso la fotograf\ía en su p\ágina de Facebook al igual que el nombre completo de Marianna. Es esa fotograf\ía donde se ve a Marianna recibiendo el premio la que desata la ira de sus connacionales en Afganist\án. En Kabul, en la puerta de la casa de Marianna, pusieron una copia de la fotograf\ía con un mensaje diciendo que la iban a matar a ella y a toda su familia. La mam\á de Marianna le llama por tel\éfono y le dice que no puede regresar a Afganist\án pues la van a matar y que toda la familia tiene que huir y esconderse pues ellos tambi\én corren peligro de muerte. Marianna se ve envuelta en la peor de las pesadillas y contacta a la BBC quien le informa no poder ayudarla ya que ella no era empleada de la BBC, sino era considerada periodista freelance. En junio de 2014 el grupo de derechos humanos que la hab\ía invitado a Washington contacta a una poderosa firma de abogados en Nueva York para ayudarla sin costo alguno a presentar la petici\ón de asilo. \ Nunca se imaginaron los abogados de este poderoso despacho que tres a\ños despu\és y m\ás de un mill\ón de d\ólares (US $1,000,000.00) en horas de abogado y no hab\ían podido obtener el asilo para Marianna.

Tres abogados, varios pasantes, as\í como muchos traductores se reun\ían con Marianna en el despacho frecuentemente para preparar la documentaci\ón que evidenciaba claramente que Marianna tem\ía por su vida para apoyar el expediente de aplicaci\ón de asilo. \ Se prepararon un sinn\úmero de declaraciones juradas bajo protesta de decir verdad firmadas por la gente de la BBC quienes declaraban que conoc\ían a fondo la grave situaci\ón de Marianna; declaraciones juradas de expertos sobre la situaci\ón de la mujer en Afganist\án. Igualmente se prepararon declaraciones juradas del grupo de derechos humanos que la invit\ó a Washington quienes ten\ían conocimiento directo del peligro que corr\ía la vida de Marianna y toda su familia. Se preparan las evidencias documentales de las amenazas de muerte que aparec\ían todos los d\ías en la pagina de Facebook de la organizaci\ón de derechos humanos que la hab\ía invitado. Igual se presentaron los art\ículos que public\ó el peri\ódico aljazeera sobre Marianna y, por \último, se prepar\ó el testimonio del jefe de la oficina de Afganist\án de la BBC quien testific\ó sobre las amenazas de muerte que exist\ían contra Marianna y toda su familia si regresaba a Afganist\án.

Mientras se preparaba la documentaci\ón en apoyo a su aplicaci\ón de asilo, Marianna viv\ía con una persona de la organizaci\ón. Dorm\ía en el suelo y no pod\ía trabajar hasta recibir la autorizaci\ón como asilado. Marianna estaba simplemente a la deriva, en las manos de la misericordia de la gente a su alrededor.

Vemos pues que, aunque exist\ía evidencia plena del peligro inminente que corr\ía Mariana de que la mataran si ella regresaba a Afganist\án, el proceso de asilo tard\ó m\ás de tres a\ños en resolverse, lo que fue un verdadero calvario esperar en limbo y peor a\ún el hecho que Mariana no pod\ía trabajar fue mortal para ella. Con esta breve nota nos damos cuenta de que dif\ícil ser\á para los inmigrantes centroamericanos obtener asilo.

En la siguiente nota escribiremos sobre la Ley de Refugiado [The Refugee Act] promulgada en 1980 durante la presidencia de Jimmy Carter y sobre el nuevo reglamento [protocolo] publicado el 20 de diciembre de 2018 para la obtenci\ón de asilo de acuerdo con la Ley de Refugiado.

Correo:\ mgmagallon@aol.com

Twitter:\ @MinaMagallon

Facebook:\ Mina Magallon