¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Silencio y temor generan agresiones sexuales a personas con Síndrome de Down; la mayoría quedan impunes

Especialistas consultados por Noticias MVS coinciden en que la denuncia es una palabra que poco o casi nada aplica en personas con dicho padecimiento y sus familiares; aún guardan temor y desconocimiento en lo que respecta a un derecho fundamental de la humanidad: acceso a la justicia.

Juan Carlos Alarcón Martes 22 De Marzo, 2016 · 09:49 am
Silencio y temor generan agresiones sexuales a personas con Síndrome de Down; la mayoría quedan impunes
Foto: Internet

Las agresiones sexuales en personas con Síndrome de Down son las que generan el menor nivel de denuncia por aspectos sociales, sociológicos o personales, y lo peor, es que las mujeres es de quienes más se abusa en edades biológicamente maduras, aunque su desarrollo mental es de un adolescente. 

Claudia Santillana Rivera, psicóloga especialista en taller de sexualidad para personas con dicho Síndrome, explicó que la mayoría de casos donde existe una conducta delictiva de orden sexual, proviene de personas cercanas o conocidas de la víctima.

“El común denominador es gente conocida que pueden ser familiares, empleados como el chofer, gente de la casa, algún tío, algún primo, se da particularmente con personas que los chicos conocen y que se ganan su confianza y los empiezan a enamorar, o que ellos mismos idealizan y entonces tienen fácil acceso

“Son como cualquier adolescente cuando entran a esta etapa hormonal pero no hay límites de conciencia, entonces todos los impulsos están exacerbados y les gusta alguien lo demuestran”, aclaró la especialista. 

Explicó que en algunos casos cuando se presenta un abuso sexual (tocamientos) los padres evitan “exponer” al chico o a la chica, ya que las autoridades deben revisarlos y en consecuencia omiten denunciar el hecho delictivo e incluso lo toleran y lo pasan por alto.

Alicia Rosas Rubí, titular de la Fiscalía de Delitos Sexuales  de la Procuraduría capitalina explicó que las personas con Síndrome de Down es un sector altamente vulnerable, ya que sus agresores se aprovechan de su discapacidad y comúnmente los confunden y manejan su voluntad. 

Alicia Rosas Rubí, titular de la Fiscalía de Delitos Sexuales  de la PGJ-CDMX

“Es un sector tan vulnerable como decir que están expuestos en la escuela, en su casa, en los centros de salud y en la calle; su situación es complicada porque al lugar a donde vallan van a estar expuestos.

“Recuerden que los agresores sexuales no podemos distinguirlos de primera impresión, son personas que buscan la manera de realizar estas conductas de manera oculta”, puntualizó.

En 2012 la Fiscalía de Delitos Sexuales recibió 4 denuncias, al año siguiente igual número de casos; en 2014 se recibieron tres denuncias, en 2015 sólo dos y en 2016 ninguna, hasta el 10 de marzo pasado.

Los ilícitos de carácter sexual abarcan también a personas con otros Síndromes como el de Guillén Barré, Estrés Postraumático y Mixto Depresivo que junto con el de Down, acumularon en 2012, 294 Averiguaciones Previas, en  2013, 176;  2014 y 2015, 153 y 233 respectivamente, así como 29 en lo que va del año. 

Las denuncias son pocas, dijo la fiscal, pero todas son esclarecidas mediante trabajos de investigación apegados a métodos científicos, aunque el proceso inicial es lento. 

“Lo primero que tenemos que hacer es una valoración psiquiátrica respecto al padecimiento que presentan y una vez que tenemos esa valoración psiquiátrica, el especialista nos va a decir si puede o no declarar.

“Ha sucedido que con estos padecimientos en algunas ocasiones confunden la fantasía con la realidad o los datos que proporcionan los mezclan con cosas que vieron en la televisión y hay algunos que no obstante la agresión sexual y el padecimiento que tienen lo pueden referir con claridad”, afirmó. 

Las anomalías físicas y mentales que genera el Síndrome de Down, son en muchos casos, objeto de discriminación, aunque este tipo de violencia social tampoco es denunciada.

Al respecto, Jaquelín L’Hoist, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred), expuso que no hay  quejas por discriminación hacia personas con Síndrome de Down, aunque esto no quiere decir que no exista en los hechos. 

“No he recibido ninguna queja formal de alguna de ellas o de sus familiares, pero el que no se quejen en el Consejo no significa que no exista, simplemente significa que por alguna razón no han decidido poner alguna denuncia y muchas veces no la ponen por miedo a la represalia de la fuente empleadora”, apuntó.

Detalló que el 80 por ciento de las quejas que llegan a la Copred es por discriminación laboral o negación de accesibilidad a este derecho humano, campo en que podrían estar incluidas personas con el referido Síndrome. 

Los especialistas consultados por Noticias MVS coinciden en que la denuncia es una palabra que poco o casi nada aplica en personas con dicho padecimiento y sus familiares; aún guardan temor y desconocimiento en lo que respecta a un derecho fundamental de la humanidad: acceso a la justicia.

@amarilloalarcon