¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Ninguna de las tres líneas de investigación de la PGJDF esclarece multihomicidio en Narvarte

El Ministerio Público indaga por tres frentes para intentar esclarecer los hechos ocurridos el 31 de julio pasado, en el departamento de 401 de la calle Luz Saviñón 1909, aunque ninguna se plantea como la más sólida.

 

Juan Carlos Alarcón Viernes 14 De Agosto, 2015 · 13:06 pm
Ninguna de las tres líneas de investigación de la PGJDF esclarece multihomicidio en Narvarte
PGJDF, Rodolfo Ríos, titular de la PGJDF

Este viernes se cumplen dos semanas del múltiple homicidio en la colonia Narvarte, de cuyos hechos se desprenden tres líneas firmes de investigación por parte de la Procuraduría capitalina, aunque por el momento sólo una persona se encuentra detenida bajo proceso penal y dos presuntos cómplices se encuentran prófugos.

El Ministerio Público indaga por tres frentes para intentar esclarecer los hechos ocurridos el 31 de julio pasado, en el departamento de 401 de la calle Luz Saviñón 1909, aunque ninguna se plantea como la más sólida.

Desde el inicio de la indagatoria, el Ministerio Público perfiló  las investigaciones a las de un posible robo a casa habitación. De hecho, el único detenido Daniel Pacheco Gutiérrez, enfrenta acusación no sólo por el feminicidio de cuatro mujeres, el homicidio del fotoperiodista, sino por el ilícito de robo agravado en pandilla.

Las pesquisas sólo han demostrado hasta el momento el faltante de 6 mil pesos, de Esbeidy, quien fue la persona que descubrió el crimen de sus compañeras con las que cohabitaba el referido inmueble.

Las autoridades atribuyen también a Daniel Pacheco el robo de un minicomponente, el cual habría ocultado en una maleta negra, con la cual se observa en cámaras de vigilancia al salir del edificio de Luz Saviñón.

Más allá de esas menciones, la PGJDF no ha logrado sustentar dicho móvil, según refiere Karla Michell Salas, presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, y coadyuvante en las investigaciones como representante de la familia de Nadia Vera y Rubén Espinosa.

“Hay objetos todavía en el lugar de valor, computadoras, teléfonos, incluso el propio automóvil Mustang que dejaron estacionado en Coyoacán, son elementos que tiene cierto valor y que en este caso las personas presuntamente responsables no se llevaron.

“La pregunta es entonces qué se llevaron y eso es algo que todavía hasta la fecha la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no logra aclarar”, precisó.

En el curso de las investigaciones, la PGJDF recabó, a través del Ministerio Público de la Fiscalía General de Veracruz, la declaración del gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, en las que dejó en claro su total rechazo a tener algún vínculo con la matanza en el departamento de la Narvarte.

Incluso los coadyuvantes de la investigación plantearon que a quien se debe interrogar es al actual y anterior secretario de Seguridad Pública de Veracruz, a efecto de que respondan por la ola de violencia e intimidación de la que fueron pesas Rubén Espinosa y Nadia Vera.

La línea de investigación que apunta a esa entidad parece diluirse y más cuando el propio mandatario local manifestó que no existe ninguna denuncia de ambas personas en la Fiscalía General del estado, y la única, radica en la delegación estatal de la PGR, por presuntos abusos de autoridad de uniformados, durante el desalojo de manifestantes de la explanada del edificio de gobierno, en septiembre de 2013.

En días recientes, la Procuraduría capitalina mostró el tercer rostro de la indagatoria. Adicciones y presunto almacenamiento de drogas en el departamento del crimen.

Autoridades de la institución informaron que en una de las varias inspecciones ministeriales practicadas en dicho inmueble, se encontraron 300 gramos de droga sintética en pastillas dentro de un recipiente y marihuana en greña.

Sin embargo, las pesquisas no han determinado aún a quien pertenecían los sicotrópicos y el enervante, sin embargo, mencionaron que de acuerdo con los exámenes toxicológicos practicados a las víctimas, dos dieron positivo al uso de marihuana y cocaína.

Se trata del fotógrafo Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera; además, se comprobó que el presunto responsable, Daniel Pacheco Gutiérrez, también dio positivo al consumo de cocaína.

Pese a estos indicios, la Fiscalía de Homicidios de la PGJDF no ha logrado establecer si el múltiple crimen obedece a una cuestión de tráfico de drogas, narcomenudeo o simple consumo, aunque tampoco se ha determinado si en la maleta que robó Pacheco Gutiérrez, llevaba alguna otra cantidad de droga.

El hecho es que a dos semanas de ocurrida la tragedia que llamó la atención, incluso a nivel internacional, sigue sin esclarecerse y con dos fugitivos que nadie sabe con precisión de quién se trata.

Esto, a pesar de que el único detenido haya proporcionado los nombres de Omar y José Abraham, aunque bien pudo tratarse de una estrategia para encubrir a sus verdaderos cómplices, ya que dichas personas no son localizables.

@amarilloalarcon