enero 27, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Seguridad y Justicia

Sentencian a más de 49 años de prisión a huachicoleros por homicidio de militares

De acuerdo con la investigación, los hoy sentenciados eran integrantes del grupo delictivo liderado por Antonio Valente Martínez Fuentes, El Toñín.

René Cruz
Sentencian a más de 49 años de prisión a huachicoleros por homicidio de militares
José Luis Vargas Trinidad fue condenado a 51 años de prisión y 75 días multa / Foto: Pixabay
Escucha la nota:

Un juez federal sentenció a más de 49 años de prisión a cuatro huachicoleros por los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, con la agravante de haber sido cometidos en contra de servidores públicos, y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Lo anterior derivado de la denuncia que presentó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el año de 2017, luego de que en el poblado de Palmarito Tochapan, municipio de Quecholac, Puebla, estas personas privaron de la vida a personal del Ejército mexicano, además de lesionar a personal de esa dependencia federal y del gobierno de Puebla.

Por estos hechos, José Luis Vargas Trinidad fue condenado a 51 años de prisión y 75 días multa, mientras que a Manuel Briones Navarro, Javier López Andrade y a Luis Alberto Andrade Zárate se les impuso una sentencia de 49 años y seis meses de prisión y 50 días multa.

Información relacionada: Por tercera ocasión, vinculan a proceso a ex gerente de Pemex por huachicoleo

De acuerdo con la investigación, los hoy sentenciados eran integrantes del grupo delictivo liderado por Antonio Valente Martínez Fuentes, El Toñín, señalado como líder huachicolero en la entidad poblana, quien el 3 de mayo de 2017 se encontraba en la comunidad de Palmarito, lugar hasta donde arribaron, en operativo especial, elementos militares pertenecientes al 59 Batallón de Infantería, quienes al parecer tenían la encomienda de la captura de este sujeto.

Sin embargo, durante el operativo fueron agredidos por los pobladores de Palmarito, quienes cubrieron la salida de El Toñín, quien viajaba en una camioneta color negro, blindada, de la cual descendió para resguardarse en un inmueble cercano, hasta donde momentos después llegaron dos camionetas tipo Suburban, color negro, las cuales fueron utilizadas por Martínez Fuentes para darse a la fuga, mientras que los pobladores ejercían las agresiones con armas de fuego en contra de los elementos castrenses.