¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Organizaciones campesinas aseguran que México tendrá mayor dependencia de producción agrícola del exterior

El líder de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, Isidro Pedraza, aseguró que la Secretaria de Agricultura debe retomar el papel rector en el impulso y desarrollo a la producción agropecuaria.

Juan Carlos Alarcón Martes 9 De Junio, 2020 · 13:21 pm
Organizaciones campesinas aseguran que México tendrá mayor dependencia de producción agrícola del exterior
Se ha convocado a un “Acuerdo de Unidad para Construir un Nuevo Modelo de Desarrollo Económico para el Campo” / Foto: Ilustración / Pixabay
Escucha la nota:

La crisis económica causada por la pandemia por Covid-19 traerá como consecuencia el derrumbe de la producción agropecuaria nacional, por lo que México será más dependiente del exterior, con un incremento notable en la importación de productos del campo, cuya crisis la bordea también el cambio climático.

Así lo expuso durante una videoconferencia el líder de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina, Isidro Pedraza, quien aseguró que la Secretaria de Agricultura debe retomar el papel rector en el impulso y desarrollo a la producción agropecuaria.

Información Relacionada: Cenace sufre nuevo revés por energías renovables

Sostuvo que los programas de fomento a la agricultura están rebasados y obliga a implementar una nueva política pública para la producción del campo, en el que debe generarse una gran consulta nacional para llegar a un acuerdo conjunto y no por decisiones de una sola persona.

Las organizaciones que integran El Campo es de Todos y el Congreso Agrario Permanente presentaron este día un manifiesto en el que plantearon que la única manera de expulsar la pobreza de las comunidades rurales es potenciando su capacidad productiva, con desarrollo en infraestructura de almacenamiento y generación de valor, detalló Mariana González Torres, del Congreso Agrario Permanente.

“También en la actualización tecnológica de nuestras formas de producción; con crédito accesible, barato y oportuno; fomento a la competitividad de cada rama de producción, de conformación de un gran esfuerzo en la planificación agropecuaria que desarrolle a las regiones productivas; un gran esfuerzo de organización que revalore la producción agropecuaria y dispute a las grandes transnacionales nuestra soberanía alimentaria, generando mayor producción e ingresos más justos para los productores mexicanos.

Destacó que un acuerdo nacional para la implementación de una nueva política pública para el campo, permitirá a México superar la grave crisis en la que se encuentra actualmente.

El grave impacto en la salud que la pandemia del Covid-19 ha generado la parálisis económica y la pérdida de 12.5 millones de empleos (2.1 millones de empleos formales y 10.4 millones de empleos informales), tan solo en el mes de abril, además de efectos negativos ocasionados, en diversos sectores de la economía.

Por ello convocaron a las autoridades federales y estatales a fortalecer la estructura hospitalaria y los servicios de atención a la salud, así como la implementación de una estrategia de empleo emergente, no como rescate, sino para incentivar el sector informal de la economía, mediante un programa nacional de estabilización de la micro, pequeña y mediana empresa, que está siendo el más golpeado”, afirmó.

Expuso que para el Movimiento Campesino #ElCampoEsDeTodos y el CAP, es tiempo de remontar el poco crecimiento económico en cuatro décadas, que han afectado sectores productivos fundamentales que antes proveían de dinamismo económico, mediante empleos que generan ingresos y alimentación a las comunidades campesinas, y que hoy en día solo garantizan a su población.

En dicho manifiesto, el dirigente de la Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias, Gregorio Viramontes, destacó la importancia de generar un nuevo esquema de impulso al agro mexicano.

“El sector rural debe ser considerado como estratégico y de seguridad nacional; y con ello la construcción de la soberanía alimentaria se convierta en una Política de Estado prioritaria que construya nuevos instrumentos de política pública, que fomenten la producción, productividad, transformación y comercialización de los productos del campo”.

Por esa razón y en el actual contexto de crisis convocaron a un “Acuerdo de Unidad para Construir un Nuevo Modelo de Desarrollo Económico para el Campo” con justicia, inclusión social, equidad, democracia y prosperidad para los pueblos y comunidades, con base en una nueva relación entre el Estado, los mercados, la sociedad y la naturaleza.

@amarilloalarcon