¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Obtiene primer lugar Pastorela del Reclusorio Oriente

Esta obra dirigida por Salvador Carreto Leyte, con una duración de 30 minutos con 7 actores en escena, representará al Sistema Penitenciario capitalino en el certamen a nivel Nacional, informó el Organismo a través de un comunicado.

Juan Carlos Alarcón Martes 22 De Diciembre, 2015 · 17:59 pm
Obtiene primer lugar Pastorela del Reclusorio Oriente
Foto especial

La Subsecretaría de Sistema Penitenciario del Distrito Federal premió a la Pastorela del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, con el primer lugar en el Concurso Interreclusorios de Pastorelas Penitenciarias con su presentación “El Diablo no es tan Diablo”.

Esta obra dirigida por Salvador Carreto Leyte, con una duración de 30 minutos con 7 actores en escena, representará al Sistema Penitenciario capitalino en el certamen a nivel Nacional, informó el Organismo a través de un comunicado.

Su titular, Hazael Ruíz Ortega, informó  que este Concurso es convocado por la Secretaría de Gobernación a través del Órgano Administrativo Desconcentrado, de Prevención y Readaptación Social, y la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), al V Concurso Nacional de Pastorelas Penitenciarias.

El segundo lugar lo obtuvo  el Reclusorio Preventivo Varonil Norte con su presentación “Pastorela de las Estrellas”, con una duración de 58 minutos, con 51 internos como actores.

Por el tercer lugar se presentó un empate entre el Reclusorio Preventivo Varonil Sur y el Centro Femenil de Reinserción Social “Santa Martha Acatitla”.

Los equipos que obtuvieron el tercer lugar recibió un premio de 13 mil pesos; el segundo lugar 17 mil pesos y el primer sitio fue de 19 mil pesos divididos entre los participantes de cada pastorela.

Todos los participantes recibieron preseas y reconocimientos escritos.

La pastorela  ganadora “Un Diablo no es tan Diablo”, rompe con la maldad del Diablo ya que retrata un satanás que no es bueno, ni malo, sino un ángel caído con el propósito de equilibrar el Ser, conduciendo a los pastores al pesebre del niño Dios.