¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

“No somos unos pendejos, ni ineptos”; soldados piden a AMLO no traicionarlos

Los soldados cumplimos con el objetivo de detener a un delincuente, pero ellos, cobardemente, amenazaron con atacar a inocentes, manifestaron.

René Cruz Domingo 20 De Octubre, 2019 · 18:33 pm
“No somos unos pendejos, ni ineptos”; soldados piden a AMLO no traicionarlos
Escucha la nota:

En mensajes difundidos a través de las redes sociales, soldados del Ejército mexicano defendieron su labor tras el operativo fallido del pasado jueves en Culiacán, Sinaloa, para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín, El Chapo, Guzmán.

En la cuenta de Twitter @Soy_Militar, los elementos castrenses le aseguraron a la sociedad que “no somos unos pendejos, ni unos ineptos, solo fue desicion (SIC) del presidente (AMLO) el dejar en libertad aún delincuente”, texto que acompañaron con una fotografía de un militar abrazando a un niño.

*Información relacionada: Culiacán

Asimismo, señalaron que trascendió que el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Crescencio Sandoval, “está encabronadísimo con el presidente López Obrador”, ya que el “mando militar no estuvo enterado ni fue tomado en cuenta en el ‘operativo’ fallido hasta que ya estaban con el agua al cuello y sin posibilidad de reaccionar adecuadamente”.

Aseveraron que en “un afán de ‘colgarse la medallita’ por la captura de los hijos del Chapo Guzmán, el Secretario de Seguridad Alfonso Durazo y el propio presidente López Obrador organizaron de modo propio y sin tomar en cuenta al ejército, un operativo utilizando sus ‘soldaditos’ de la GN”.

Solo así se explica, agregaron, que los militares, que han participado con éxito en esta clase de operaciones, fueran sorprendidos y no estuvieran preparados para resolver una situación de este tipo.

Al respecto, recordaron el “estilo y la manera ordenada de actuar de la Marina Armada de México cuando abatió al Jefe de Jefes en diciembre del 2009 en Cuernavaca”.

En aquella ocasión, señalaron, el operativo contempló la instalación de dos anillos a manera de cerco y el desalojo de los edificios contiguos antes de tomar por asalto la morada de Arturo Beltrán Leyva. En el operativo participaron 200 marinos y un grupo de élite que fue el que lo abatió al resistirse a la captura.

Indicaron que en Culiacán “el operativo organizado por la Guardia Nacional fue presa de la improvisación, la ineficacia y la inexperiencia y sobretodo desestimaron la capacidad de respuesta del cártel de Sinaloa. Los mandos que organizaron el operativo terminaron por doblar las manos y someterse a un vergonzoso acuerdo de dejar libre a Ovidio Guzmán López”.

Puntualizaron que esta es la primera vez en la historia del país que elementos del Ejército nacional son humillados, capturados, despojados de sus armas y vehículos, pero lo que más indigna al general Crescencio Sandoval fue que los delincuentes se hicieron del control de la Unidad Habitacional en donde tomaron como rehenes a las familias de los militares. Mujeres y niños estuvieron en grave riesgo y fueron utilizadas como moneda de cambio en la liberación del hijo del Chapo.

En un video, los efectivos del Ejército afirmaron que cumplieron con el objetivo de detener a Guzmán López, a pesar de que fueron superados en número por el Cártel de Sinaloa, ya que mientras las autoridades desplegaron 350 soldados, los narcos eran 700 u 800.

“Los soldados cumplimos con el objetivo de detener a un delincuente, pero ellos, cobardemente, amenazaron con atacar a inocentes, mujeres, niños, estudiantes y familias de militares. Esto demuestra que son cobardes, porque en el enfrentamiento directo nos tiraron con todo, usando su máximo poder de fuego, y no pudieron con nosotros, a pesar de que solo usamos lo necesario para defendernos y no causar daño a gente inocente; no obstante, de que tenemos más potencia de fuego”.

En este contexto, el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, encabezó este domingo los honores fúnebres del elemento de esa institución que perdió la vida en Culiacán.