¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Líder de plagiarios y víctimas en rescate de Benito Juárez, son originarios de Tamaulipas, revela PGJDF

El Procurador Rodolfo Ríos añadió que las víctimas llevaban 20 días de haber llegado a la Ciudad de México y que pertenecen a cuatro familias sin ningún tipo de vínculo directo entre sí, por lo que esa dependencia se reservó la identidad de las mismas.

Lunes 9 De Junio, 2014 · 07:44 am
Líder de plagiarios y víctimas en rescate de Benito Juárez, son originarios de Tamaulipas, revela PGJDF
Rodolfo Ríos Garza, procurador de Justicia del DF

Audio: El Procurador Capitalino, Rodolfo Ríos Garza

La banda de secuestradores desmantelada ayer en la colonia Américas Unidas, Delegación Benito Juárez en el Distrito Federal, estaba comandada por un Capitán retirado del Ejército Mexicano que es originario de Tamaulipas, al igual que las 11 víctimas rescatadas en la operación y que huyeron de la violencia que se vive en dicha entidad, informó el Procurador Capitalino, Rodolfo Ríos.

En conferencia, Ríos Garza agregó que entre las once víctimas plagiadas, se encontraban cuatro recién nacidos, un menor de edad, tres mujeres adultas y tres hombres, uno de los cuales tiene antecedentes penales por delitos contra la salud a nivel federal, por lo que ya se dio parte a la Procuraduría General de la República (PGR) y a su similar de Tamaulipas para indagar si el plagio está vinculado con el crimen organizado.

El funcionario explicó que las 11 personas fueron plagiadas la madrugada del pasado 7 de junio por un comando armado que dirigía el capitán en retiro del Ejército Mexicano, Rómulo Padilla Morales, los cuales portaban uniformes de la Policía Federal y de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

También narró que las víctimas fueron sacadas de un domicilio que rentaban de forma compartida en un predio localizado en la delegación Xochimilco, lugar al que arribó un presunto comando armado integrado por más de 10 personas, de las cuales cuatro ya fueron detenidas y seis más están prófugas y continúan sin ser identificadas.

El Procurador Rodolfo Ríos añadió que las víctimas llevaban 20 días de haber llegado a la Ciudad de México y que pertenecen a cuatro familias sin ningún tipo de vínculo directo entre sí, por lo que esa dependencia se reservó la identidad de las mismas.

De acuerdo con el expediente, bajo la dirección del capitán retirado Rómulo Padilla los secuestradores llegaron con armas de alto poder al domicilio de las víctimas en Xochimilco, utilizando violencia excesiva e hiriendo a una de las víctimas con un arma de fuego.

Posteriormente, ataron a hombres y mujeres con cinta canela para luego subirlas a dos camionetas, una de ellas marca Chevrolet que era propiedad de las víctimas y otra tipo Journey, propiedad de los inculpados. Durante el trayecto, las mujeres fueron víctimas de tocamientos sexuales, mientras que los hombres eran amenazados con que se les obligaría a ver la violación de sus esposas.

Finalmente, ambos vehículos utilizados por los secuestradores arribaron al domicilio ubicado en la calle Hilario Pérez de León 123 en la colonia Américas Unidas de Benito Juárez, lugar en el que un presunto cómplice del grupo les abrió el portón eléctrico para permitir el acceso de la camioneta Journey donde viajaban las mujeres.

Al conductor del vehículo en el que se encontraban los hombres, se le dio la orden de llevar a las víctimas a una habitación de un hotel ubicado sobre Calzada de Tlalpan, pero no al encontrar cuartos disponibles regresó al domicilio de Américas Unidas donde fue sorprendido por policías capitalinos.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF en un primer momento solicitaron al conductor de la camioneta que estacionara bien la unidad, pero el conductor José Alejandro Jiménez Rojas se negó a moverse y les respondió que realizaban custodia de altos funcionarios.

El ex militar Rómulo Padilla salió del inmueble en ese momento disparando su arma de fuego contra los policías capitalinos, agresión a la que sumó el propio José Alejandro Jiménez; por lo que los uniformados solicitaron refuerzos del Operativo Rastrillo, iniciándose un enfrentamiento y una persecución que concluyó con la detención de los cuatro presuntos secuestradores y la liberación de las 11 víctimas, incluyendo a los recién nacidos.

Derivado de lo anterior, la Procuraduría capitalina ejerció acción penal contra los presuntos plagiarios identificados como Rómulo Padilla Morales, José Alejandro Jiménez Rojas, Giorgio Alberto Badillo Rodríguez y Héctor Solórzano Santos por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, ilícito por el que podrían ser condenados a una pena de 50 a 90 años de prisión.

El Procurador capitalino explicó que las agravantes en este caso se deben al uso de violencia contra las víctimas, al allanamiento del domicilio de las mismas, a que había víctimas menores de 18 años, a que los secuestradores se ostentaron como integrantes de una institución de seguridad pública, a que uno de los agraviados resultó lesionado y a las agresiones sexuales que padecieron las mujeres.

Por último, dijo que tanto la casa de las víctimas como el domicilio de los plagiarios ya fueron revisados, sin precisar si se encontraron más armas de fuego o drogas, por lo que ahora continúan las indagatorias para identificar al resto de los secuestradores y para verificar si los uniformes que estos portaban son apócrifos o si son auténticos, en cuyo caso se buscará a quienes se los hayan proporcionado.