¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Dictan auto de formal prisión a ‘El Gil’ por delincuencia organizada

Gildardo López Astudillo, alias “Gil”, fue detenido por elementos de la Policía Federal en Taxco y se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano” en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Octavio García Lunes 28 De Septiembre, 2015 · 14:39 pm
Dictan auto de formal prisión a ‘El Gil’ por delincuencia organizada
Gildardo López Astudillo alias “Gil”

El juez Raúl Valerio Ramírez, titular del Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con residencia en Toluca, dictó auto de formal prisión a Gildardo López Astudillo alias “Gil” y/o “El Vaquero” y/o “El Güero”, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de Delincuencia organizada.

López Astudillo, es investigado por la desaparición de los 43 de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero y fue detenido por elementos de la Policía Federal en Taxco y se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano” en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Es de señalar que el mandato de captura del inculpado y otros, fue concedido por el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas el 24 de diciembre de 2014.

El ordenamiento contra “El Gil” es por el delito de delincuencia organizada, informó el Consejo de la Judicatura Federal a través de una nota informativa.

López Astudillo fue detenido el pasado 18 de septiembre de 2015 por Policías Ministeriales de la Agencia Criminal de la Procuraduría General de la República y fue dejado en calidad de indiciado a disposición del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas, con residencia en Matamoros en reclusión en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano” en Almoloya de Juárez, Estado de México.

En su declaración ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, Gildardo López Astudillo aceptó haber dado la orden de detener, levantar, ejecutar e incinerar  a los normalistas “para no dejar rastro alguno”.

Según fuentes de la SEIDO, López reveló que nueve presidentes municipales apoyan y protegen a la organización criminal Guerreros Unidos a cambio de recursos económicos y utilizan patrullas, armas, uniformes y la radiofrecuencia policial para realizar retenes”.