¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

CIDH solicita a México informes por agresiones policiacas a periodistas y defensores en marcha del 2 de octubre

Ante las denuncias de ataques a defensores de derechos humanos y periodistas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha solicitado al gobierno de México y a las autoridades capitalinas “información” sobre los enfrentamientos ocurridos en el Distrito Federal el pasado 2 de octubre, reconoció el Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez.

Miércoles 9 De Octubre, 2013 · 15:31 pm
CIDH solicita a México informes por agresiones policiacas a periodistas y defensores en marcha del 2 de octubre
Emilio Álvarez

Ante las denuncias de ataques a defensores de derechos humanos y periodistas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha solicitado al gobierno de México y a las autoridades capitalinas “información” sobre los enfrentamientos ocurridos en el Distrito Federal el pasado 2 de octubre, reconoció el Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez.

Entrevistado en el marco de la 48 sesión extraordinaria de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que se celebra en México,  Álvarez de Icaza dijo que la Comisión Interamericana ve con preocupación la espiral de violencia que se ha dado durante las manifestaciones realizadas en la Ciudad de México, destacando que los cuerpos policiacos del Estado tienen la misión de contener y no de reprimir el derecho a la libre manifestación.  

Agregó que ese organismo internacional condena por igual las agresiones directas contra policías como lo demuestran las imágenes de servidores públicos incendiados por bombas molotov, así como las fallas en la contención por parte de las fuerzas del Estado que respondieron con ataques a comunicadores y observadores de derechos humanos presentes en la marcha del pasado 2 de octubre.

“Desde el principio del derecho internacional, lo que debe quedar claro es que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, pueden hacer labores de contención,  pueden hacer labores en su caso de disuasión, pero no de represión.

También es muy delicado cuando en las manifestaciones se apela a mecanismos de violencia, es decir, si se agrede a un servidor público, se le incendia y se le golpea, eso va a provocar una espiral de violencia muy grave y nosotros no podemos acompañar bajo ninguna circunstancia, hechos de violencia”, enfatizó.

En este sentido,  hizo un llamado a las personas que se manifiestan y a las autoridades que vigilan dichas movilizaciones a ejercer de manera responsable sus derechos y obligaciones, con el fin de evitar la espiral violenta que se ha registrado en las protestas más recientes, destacando que en el pasado reciente del país hay ejemplos sobre el control pacífico de las marchas.

Dijo que ejemplos de un repliegue pacífico fueron los bloqueos realizados por estudiantes en Periférico Sur durante la huelga de la UNAM del año 1999 y el de los trabajadores del Seguro Social a Calzada de Tlalpan que se registró en el 2005, cuando se debatían las reformas en materia de seguridad social.

“Se  respeta el derecho a la manifestación, pero se llama a un ejercicio prudente de ese derecho que no desemboque en hechos de violencia. Creemos que hay diferencias en el comportamiento, hay personas que entienden claramente sus derechos, pero también hay otras personas que van con otros fines y que eventualmente son disparadores de brotes de violencia, lo que nos preocupa mucho, los niveles de desencuentro entre manifestantes y servidores públicos son muy graves”, insistió.

Consideró que esta problemática se agrava por la falta de protocolos claros para el uso de la fuerza pública tanto a nivel federal como estatal, por lo que es urgente legislar en la materia y evitar que se siga evitando esta espiral de violencia en la Ciudad de México.

No obstante, reconoció que los informes solicitados por la CIDH todavía no representan una investigación formal, ya que sólo se está recopilando la información presentada por organizaciones de derechos humanos y además falta la respuesta  de los gobiernos federal y de la Ciudad de México  para conocer con mayor amplitud lo ocurrido durante la marcha conmemorativa por la matanza estudiantil de 1968.

En este marco, dio a conocer que desde el año pasado México se ha convertido en el país con más denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  al acumular un 23 por ciento de las demandas ingresadas a ese organismo, situación que amerita revisar la actuación de la justicia en nuestro país para saber que está pasando con los tribunales y con el funcionamiento de las comisiones de derechos humanos.  

“El año pasado México fue el país más denunciado ante la CIDH, el 23 por ciento de las denuncias que llegaron a la Comisión son de México y este año que no ha terminado, el escenario tendencial tiende a lo mismo.

Esto tiene un lado positivo, pero también llama a la reflexión, que está pasando que las cosas no se resuelven aquí y tiene que acudir a instancias internacionales”, sentenció. Por último, explicó que los problemas más denunciados ante la CIDH por parte de mexicanos son el uso de la fuerza pública, las condiciones de los centros carcelarios, la situación de los niños migrantes, las agresiones contra defensores de derechos humanos y las carencias del sistema de protección judicial en beneficio de los menores de edad.