¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Urgen legisladores afianzar nuevos modelos de calificación electoral

Durante la presentación del libro “Teoría sobre la nulidad de elecciones en México”, de Netzaí Sandoval Ballesteros, destacó que al decidir que fueran los jueces los encargados de resolver la validez de los procesos electivos, “lo mínimo que debemos exigir es que sus resoluciones sean previsibles y coherentes entre sí”.

Notimex Viernes 31 De Enero, 2014 · 18:46 pm
Urgen legisladores afianzar nuevos modelos de calificación electoral
Loretta Ortíz Ahlf, diputada

A fin de transitar hacia una verdadera democracia en el país, es necesaria la consolidación de nuevos modelos de calificación de los procesos electorales, afirmó la diputada Loretta Ortíz Ahlf.

Durante la presentación del libro “Teoría sobre la nulidad de elecciones en México”, de Netzaí Sandoval Ballesteros, destacó que al decidir que fueran los jueces los encargados de resolver la validez de los procesos electivos, “lo mínimo que debemos exigir es que sus resoluciones sean previsibles y coherentes entre sí”.

La representante del Partido del Trabajo (PT) también pidió que “sean conscientes y capaces de dar el mismo trato a situaciones semejantes, sin importar la persona a la que se está juzgando”.

Es a partir de esa premisa, continuó, que el libro de Sandoval Ballesteros plantea una crítica a la labor jurisdiccional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al cuestionar un perjuicio que ha caracterizado la tarea de los jueces electorales del país.

Esto es, explicó, que la calificación de las elecciones en México tiene un andamiaje institucional incapaz de anularlas cuando son fraudulentas.

Por ello, la obra que se presentó en el Salón Legisladores de la República de San Lázaro, analiza una serie de casos para demostrar que las Salas Superiores han sido incapaces de ofrecer el mínimo exigible a cualquier juez, aseguró.

Lo peor, consideró la legisladora, es que no se avizora un mejor futuro en esa materia, por lo que “seguiremos padeciendo una denegación de acceso a la justicia en un derecho fundamental para todos los mexicanos”.

En su turno, el ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Genaro Góngora Pimentel, declaró que el gobierno y los partidos políticos buscan elecciones creíbles cuando se hacen reformas; sin embargo, opinó que “no hemos podido tener un sistema creíble para calificar las elecciones en México”.

Afirmó que la decisión de anular una elección no afecta los derechos de la ciudadanía, ya que se conserva la posibilidad de participar en elecciones extraordinarias, mientras que por el contrario, “validar una elección con irregularidades sí afecta la libertad de un pueblo para elegir a sus gobernantes en comicios auténticos”.

Por tanto, consideró necesaria “una reforma para que los ciudadanos, sin necesidad de acreditación, puedan presenciar y supervisar el momento del escrutinio y cómputo en las casillas”.

“El control, la vigilancia y la comprensión del ciudadano frente al proceso electoral y, particularmente, sobre el escrutinio en el cómputo resulta un requisito esencial para afirmar que existe una democracia”, explicó Góngora Pimentel.

En lugar de eso, expresó, cada sexenio cambian instituciones electorales para buscar nuevas formas de hacer creíbles las elecciones y cuantificar la presencia del fenómeno de compra y coacción del voto en las elecciones mexicanas.

El ex consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Alfredo Figueroa Fernández, comentó que la obra pretende demostrar que la anulación de elecciones no es algo malo; “esa es la idea que se ha hecho el tribunal electoral, por ello se resiste a revocarlas”.

Sostuvo que en México existen resoluciones desiguales de los jueces, ya que se juzga en función de quién es el acusado y quién el acusador.

El también ex consejero del IFE, Jaime Cárdenas Gracia, expresó que México no ha concluido el proceso de tránsito hacia la democracia, pues “se requieren elecciones libres y auténticas”.

Lo que tenemos que hacer es modificar la influencia de los medios de comunicación y derogar el financiamiento privado, consideró.

En su opinión, el TEPJF ha sido conservador al resistirse a determinar la nulidad de los comicios, que sólo han sido cancelados en municipios, distritos electorales y en los estados de Colima y Tabasco, pero no a nivel presidencial.

Coincidió en que la nulidad de las elecciones no es una sanción y no afecta los derechos fundamentales; por el contrario, dijo, los maximiza al garantizar un principio fundamental previsto en el artículo 41 constitucional, que es el de las elecciones libres y auténticas.

Al tomar la palabra, Netzaí Sandoval Ballesteros, autor del libro, consideró que la actual integración de la Sala Superior del Tribunal Electoral está llevando al país a un retroceso, por lo que es preciso exigir a los jueces un mínimo de coherencia y consistencia en sus decisiones.

“Un juez no puede equivocarse un día y al siguiente rectificar; un juez debe dar previsibilidad, y eso es lo que el tribunal no ofrece”, sostuvo.