¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

‘Sin precedentes’, castigo a agresores de indígena me´phaa en 2002

Aunque pasaron 16 años de sucedidos los hechos, la víctima “finalmente obtuvo justicia en su país”, señala el grueso de organizaciones internacionales.

Rocío Méndez Viernes 22 De Junio, 2018 · 16:31 pm
‘Sin precedentes’, castigo a agresores de indígena me´phaa en 2002
Foto: Valentina Rosendo, indígena me´phaa

El Observatorio Internacional sobre Derechos Humanos en México reconoció como una sentencia “sin precedentes”, al castigar como actos de “tortura sexual”, el interrogatorio, los golpes y la violación tumultuaria cometida por militares en contra de la indígena me´phaa Valentina Rosendo en 2002 cuando ella era menor de edad.

El observatorio, integrado por Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura – Francia (ACAT), Amnistía Internacional, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México, la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), el Latin America Working Group (LAWG), la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), la Peace Brigades International Estados Unidos (PBI-USA) y la Robert F. Kennedy Human Rights, consideran “histórica” la sentencia a dos miembros del ejército mexicano a pena de prisión por el ataque a Valentina Rosendo Cantú.

Aunque pasaron 16 años de sucedidos los hechos y casi ocho de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) emitiera una sentencia contra México por este caso, la víctima “finalmente obtuvo justicia en su país”, señala el grueso de organizaciones internacionales.

El pasado 1º de junio de 2018, los militares Nemesio Sierra García y Armando Pérez Abarca fueron condenados a 19 años de prisión por el ataque a Valentina, sentando “un precedente histórico al establecer penas adecuadas a la gravedad del delito y establecer lineamientos clave para la persecución penal de la tortura sexual, en un contexto donde esta práctica común permanece en la impunidad en casi la totalidad de los casos”.

La sentencia por el caso de Valentina Rosendo Cantú también representa una oportunidad para recordar las serias consecuencias de la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

“Esta decisión es sumamente relevante debido al actual debate en torno a la Ley de Seguridad Interior”, apunta el Observatorio Internacional, al demandar la derogación de la Ley de Seguridad Interior, pues contraviene las obligaciones internacionales que el Estado mexicano suscribió en materia de derechos humanos y expone a la población civil a abusos militares.

Asimismo, los defensores subrayan que esta decisión judicial es la primera en México que emite una condena penal con base en una sentencia previa de la Corte IDH.

Desde el año 2008, el Estado mexicano ha sido condenado por el Tribunal interamericano en seis ocasiones, de las cuales la mitad corresponde a casos de violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de las fuerzas armadas.