¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Semanario desde la fe ‘Indignación Humanitaria’

En el editorial intitulado “Indignación Humanitaria”, sin hacer referencia a que coordinador de campaña presidencial, se sostiene que “no puede haber mayor falta de sensibilidad; no puede haber mayor expresión de desprecio para la realidad que está viviendo nuestro país”. 

Francisco Rubio Domingo 20 De Mayo, 2012 · 22:18 pm
Semanario desde la fe ‘Indignación Humanitaria’
Semanario desde la fe 'Indignación Humanitaria'

Ante las recientes masacres en los estados de Jalisco, Veracruz y Nuevo León, la jerarquía católica, recrimino que “después de la noticia inicial y cierto estupor”, todo pase a segundo plano, e inclusive, que se llegue “al colmo” de que un coordinador de campaña de uno de los candidatos presidenciales, diga “con cinismo que estos hechos no afectaban en nada la trayectoria de campaña”. 

En el editorial intitulado “Indignación Humanitaria”, sin hacer referencia a que coordinador de campaña presidencial, se sostiene que “no puede haber mayor falta de sensibilidad; no puede haber mayor expresión de desprecio para la realidad que está viviendo nuestro país”. 

Al respecto se agrego, que la pregunta de fondo que debería preocuparnos a todos, comenzando por quienes buscan un puesto de elección popular, y con mayor razón por quienes quieren alcanzar la Presidencia de República, es ¿por qué hemos llegado a este extremo? ¿Qué es lo que nos ha sucedido para alcanzar estos niveles de decadencia moral? ¿Dónde están los analistas, los sociólogos, los politólogos para explicarnos estas barbaries? Y, finalmente, ¿quiénes son los que están provocando estas acciones de inhumanidad y por qué?. 

Por si fuera poco, se agregó en dicho editorial del semanario Desde la Fe, órgano de comunicación de la iglesia católica, lo más sorprendente es que, después de la noticia inicial y cierto estupor general, todo pasa a segundo plano sin mayor relevancia, como si nada hubiera sucedido”.

Al respecto, incluso se menciona el papel que asumen las autoridades en sus tres niveles, ya que tienen parte de un “guión”, donde “se limitan a informar que buscarán hacer justicia hasta sus últimas consecuencias, pero todo queda en declaraciones”.

La sociedad poco sabe de la identidad de los ejecutados y menos de los verdugos, mientras que las autoridades de los distintos niveles evaden sus responsabilidades. Lo más grave es que los mexicanos comienzan a acostumbrarse, perdiendo su capacidad de indignación y su exigencia de justicia. 

Debemos entender que lo más importante no es si se trata o no de una lucha entre bandas rivales del crimen organizado. Lo verdaderamente grave es que estamos ante el asesinato de personas que han perdido todo sentido de humanidad y que son parte de nuestra sociedad.