¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Se confrontan morenistas en San Lázaro; acusan a Mayer de cobrar “moches”

La titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, dijo que no hay legisladoras (os) que tengan interés particular en el sector cultural.

Angélica Melín Miércoles 21 De Agosto, 2019 · 18:10 pm
Se confrontan morenistas en San Lázaro; acusan a Mayer de cobrar “moches”
El diputado Sergio Mayer pidió pruebas ante lo que lo estaban acusando / Especial
Escucha la nota:

En la Cámara de Diputados, la reunión de la Comisión de Cultura, en la que compareció la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto, terminó en una confrontación y acusaciones directas entre diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

La diputada poblana, Inés Parra, acusó a los integrantes de la Mesa Directiva de la Comisión, encabezados por el diputado Sergio Mayer, de corrupción y cobro de moches a cambio de asignación de recursos presupuestales a proyectos culturales, en particular, casas de cultura.

Información relacionada: Impugnación de Batres, se resolvería a finales de mes: Morena

Señaló que de acuerdo a los dichos de los propios beneficiarios con recursos para casas de cultura, primordialmente en el estado de Tabasco, son quienes han dicho que el presidente de la Comisión les pidió pagos de 30 por ciento del equivalente al monto comprometido para la implementación de casas de cultura.

“Y los mismos que fueron beneficiados, algunos manifiestan porque el presidente Mayer les pidió un moche. No hay necesidad de ir a tantas pruebas, vean los números, que sí hay un desequilibrio en el presupuesto. ¿Sabe cuál es el moche que piden? De 30 por ciento, de obra, principalmente los de la construcción de casas de cultura, elefantes blancos por eso yo mencioné. Ellos lo dicen, los que fueron beneficiados.

Durante la comparecencia de la Secretaria Frausto, la diputada Parra Juárez subrayó que el presupuesto de cultura para este año fue “manoseado”.

Dijo que “varios diputados”, en referencia particular a los integrantes de la Mesa Directiva de la Comisión y en especial a Mayer Bretón, ejercen prácticas de “clientelismo político”, cobro de “moches”, intermediarismo para beneficiar determinados proyectos y otras formas de corrupción.

Al pedir que los diputados no se comporten como “vulgares intermediarios”, la morenista pidió a la secretaria de Cultura que no se deje presionar por “el clientelismo que se da en la Cámara”, porque hay legisladores y legisladoras que representan intereses particulares y pugnan por ellos.

Cuando la diputada Parra expresó sus denuncias a través de una “proclama”, el diputado Mayer intentó dar por cerrado el tema al pedirle se limitara a hacerle preguntas a la compareciente.

Asimismo y de manera tajante, visiblemente molesto y cortante, el aludido dijo desconocer a qué se refería su compañera de bancada al acusarlo de cobrar “moches”, y la retó a presentar pruebas o bien, ofrecerle una disculpa pública.

“Yo no tengo nada qué responder, ¡eh! El que acusa tienen que comprobar ¿no?, yo creo que si ella tiene información, vayan a preguntarle ¿no? No tengo nada que responder de algo que no sé de que están hablando”, dijo en entrevista posterior.

“Creo que a lo mejor no están enterados, pero la comisión no hace uso de recursos, nosotros nada más aprobamos el presupuesto. ¡Ah, mira ahí está, pregúntenle! ¡No sé qué responder, ya les contesté!”, exigió, mientras buscaba alejarse de los medios de comunicación.

En distintas declaraciones, a veces visiblemente molesto y cortante y en otras un poco más accesible ante las cámaras de televisión y los micrófonos de la prensa, el diputado insistió en que no tiene conocimiento de las acusaciones que se le formulan.

Mayer también se enfrascó en una confrontación verbal con su compañera, la también morenista María de los Ángeles Huerta, a quien impidió utilizar la palabra por no estar anotada en la lista de oradores.

Cortante y drástico, le dijo a la diputada Huerta del Río que debería leer el reglamento de la Cámara, el cuál citó, para dejarle en claro que los formatos de las reuniones y comparecencias se deben respetar al pie de la letra.

En tono casi grosero, le pidió a la congresista, que se puso de pie en varias ocasiones y a gritos intentó hacerse escuchar, que si no estaba de acuerdo con el formato, le pediría retirarse del lugar de reunión.

“Si no está de acuerdo diputada, manifiéstelo en el grupo parlamentario. El formato, diputada, si no está de acuerdo en el formato, meta su iniciativa. Ok, bueno, no sirve de nada que lo exprese ahorita”, respondió a los gritos de su compañera.

“El artículo 199 de nuestro reglamento, a ver, para que se ponga a leer un poco, el formato de las comparecencias. ¡Moción de orden y le pido que si no va a respetar la comparecencia, se retire por favor!”, regañó.

En entrevista posterior, el legislador negó haber corrido de la comparecencia a la diputada María de los Ángeles Huerta y puntualizó que su sugerencia fue abandonar el lugar, si no se encontraba a gusto.

“Nadie la corrió, ¿de qué estás hablando? Yo le dije, si no estás a gusto, te puedes retirar. Yo no le dije retírate, si no estás a gusto con la comparecencia, te puedes retirar, pero yo no le dije retírate”, atajó.