¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Santa Claus es una mentira, señala artículo publicado en Desde la Fe

 “Entonces, tenemos que preguntarnos, ¿por qué aceptamos y difundimos una de las mentiras más grandes que hay: el mito de santa Claus?”, dice textualmente la colaboración.

Angélica Melín Domingo 18 De Diciembre, 2016 · 14:31 pm
Santa Claus es una mentira, señala artículo publicado en Desde la Fe
Foto ilustració/Notimex

El Semanario católico Desde la Fe, de la Arquidiócesis Primada de México, publicó un artículo que señala que Santa Claus es un mito, una figura ficticia,  una mentira y un “impostor”. 

El texto firmado sólo con las siglas “AMSE” y que lleva como título “Santa Claus, el impostor”, inicia con la frase: “¿Te gusta que te engañen?, ¿te gusta engañar?, ¿te gusta que engañen o engañar a tus hijos?”.

 Acto seguido indica que a las personas de fe no les puede gustar el engaño porque va contra la voluntad de Dios y el mandato de no mentir, por lo tanto, no puede gustarles que alguien más engañe a sus hijos.

 “Entonces, tenemos que preguntarnos, ¿por qué aceptamos y difundimos una de las mentiras más grandes que hay: el mito de santa Claus?”, dice textualmente la colaboración.

Cuestiona que se haya admitido a ese “personaje ficticio” como el centro de la Navidad. “¿Estamos dormidos, somos sonámbulos, ingenuos o qué? ¡Nos dejamos engañar como niños y ahora encima engañamos a los niños!”, sentencia el texto.

Recuerda que los creyentes celebran en Navidad el nacimiento del Niño Jesús y esa es una verdad que llena de gozo, es una historia que aparece en la Biblia y se puede compartir con la familia.

Identifica como la responsable de crear a un “personaje completamente ridículo”, a una compañía refresquera que con fines publicitarios presentó a “un payaso panzón de barba blanca y nariz roja, con un traje colorado coronado por un gorro de dormir; con nombre mitad de mujer (Santa) y mitad de hombre (Claus), que dizque vive en el Polo Norte, y una noche al año viaja en un trineo guiado por renos voladores para repartir simultáneamente regalos a los niño ricos de todo el mundo”, asevera.

Agrega que ese “es un cuento tan descabellado y absurdo” del cual la gente debió burlarse y olvidarlo; sin embargo, la mercadotecnia “encantó” a aquellos que en lugar de contar a sus hijos la historia de la primera Navidad, prefirió mentir inventando al personaje de Santa Claus.

Indica que los niños “cayeron ingenuamente en la mentira que les dijeron sus papás”, por lo que se hicieron la ilusión de esperar “al gordo de los regalos”, que sustituyó la celebración al Niño Dios y redujo a éste último a una figura más en el Nacimiento.

 “Se convencieron de que Santa Claus era real, pues además ¡sus papás los llevaron a conocerlo y sentarse en sus rodillas en un centro comercial!”, y cuando supieron que se trataba de un personaje no real, no protestaron sino que han mantenido “el engaño” durante generaciones.

El artículo critica a los hogares católicos en los que se colocan figuras de Santa Claus en lugar del Nacimiento, ante la efectiva estrategia publicitaria que logró que un personaje inexistente fuese más reconocido que el Niño Dios.

Expone que con ese tipo de situaciones, la Navidad se volvió una fiesta consumista, donde importa comprar, beber, cenar y esperar obsequios de “papá Noel”, donde las consignas “Felices fiestas”, “Feliz Navidad” no se ofrecen en honor al Niño Dios.

“¡Qué listo fue! ¡Con razón se carcajea! Y sus JO JO JO resuenan cada veinticinco de diciembre, mientras el Niño del cumpleaños y Su Sagrada familia, en vano esperan, relegados, que los niños y sus papás abran los ojos, no los regalos”, finaliza la publicación firmada por “AMSE”.

Por otra parte, el Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera, pidió, en el marco del cumpleaños número 80 del Papa Francisco, que éste no sea entregado a sus enemigos, en vista de que los ataques y las críticas contra el máximo representante de la Iglesia Católica van en aumento.

“El Papa Francisco cumplió 80 años y con él nos alegramos y elevamos nuestras plegarias por él, para que Dios lo conserve, lo fortalezca, lo haga feliz aquí en la tierra y no lo entregue en manos de sus enemigos. Ya que todos estamos enterados que en estos últimos tiempos los ataques, las críticas no le faltan”, apuntó el purpurado.

Al oficiar la misa dominical en la Catedral Metropolitana, el Cardenal Rivera Carrera también aprovechó los mensajes previos a la Navidad, para pedir que la figura de Cristo no se trivialice ni se le vea sólo como un líder o como una figura política.