diciembre 02, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Riesgos del Río Bravo se han extendido hasta el Suchiate: Solalinde

Solalinde señaló que "el Río Bravo ya pasó al municipio de Suchiate, localizado en el estado de Chiapas, debido a que México es toda una frontera en la cual se persigue pero no se atiende a los migrantes, volviéndose tan peligroso el sur como el norte".

Rocío Méndez
Riesgos del Río Bravo se han extendido hasta el Suchiate: Solalinde
Alejandro Solalinde

“Es increíble que en pleno siglo XXI exista una versión del feudalismo de lo más letal, en una época donde existen dos referentes que no se pueden soslayar: el sistema neoliberal capitalista y su fase de cercar al mundo, levantando muros y privatizando los recursos que son para asegurar la vida de todos”, expresó el defensor de migrantes desde el albergue “Hermanos en el Camino” en Ixtepec, Oaxaca, el padre Alejandro Solalinde.

Invitado por El Colegio de la Frontera Norte para impartir la conferencia “La vulnerabilidad de los migrantes en México”, Solalinde señaló que “el Río Bravo ya pasó al municipio de Suchiate, localizado en el estado de Chiapas, debido a que México es toda una frontera en la cual se persigue pero no se atiende a los migrantes, volviéndose tan peligroso el sur como el norte”.

El Dr. José Manuel Valenzuela Arce, Secretario General Académico de El Colef, destacó que México se distingue por ser uno de los cruces más peligrosos y en donde los derechos humanos de los migrantes son vulnerados constantemente.

El padre Solalinde también apuntó que México defiende los derechos humanos en foros internacionales pero en el país, “la realidad –en materia migratoria– es un desastre”, de igual manera, indicó que embajadores de países centroamericanos han dialogado con él y han señalado la presión y desinterés de parte de funcionarios mexicanos al tratar asuntos migratorios.

“No es tan fácil pensar que de la noche a la mañana vaya a reducirse la vulnerabilidad de los migrantes, porque finalmente los migrantes somos nosotros, nosotros somos parte de esa humanidad, vivimos en un país cercado, con fronteras terribles, físicas, pero lo peor de todo es que también son mentales y afectivas”, indicó el sacerdote.

Finalmente, Solalinde llamó a “la academia a vincularse con los problemas más graves de la sociedad con el objetivo de incidir en la conciencia de las instituciones, de los gobiernos y de la sociedad civil, a modo de restar vulnerabilidad en las personas en general, pero también y sobre todo, de los migrantes que hoy por hoy son el sector más vulnerable, que siguen pasando y llegando a los albergues, en condiciones deplorables”.