noviembre 30, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Reformas, respuesta a la violencia: Penchyna

A diferencia de lo que hicieron los gobiernos panistas, la administración del presidente Enrique Peña Nieto no le apuesta a las salidas fáciles, afirmó Penchyna.

René Cruz
Reformas, respuesta a la violencia: Penchyna
David Penchyna Grub, presidente de la Comisión de Energía del Senado

El presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna Grub, convocó a la mujeres del PRI a convertirse en “soldados de la razón” y salir a las calles para defender las reformas estructurales, las cuales representan la respuesta a la violencia y el crimen organizado.

Al participar en el seminario “El empoderamiento de la mujer”, el legislador sostuvo que si estas reformas se aplican bien, a México le esperan décadas de desarrollo.

“Para que esa sea la ruta de nuestra defensa más legítima, no para ganar el número de votos que necesitamos, sino para que convenzamos a todo ese espectro social y con ello ganemos los votos y sigamos defendiendo la reforma transformadora que es la respuesta contra la violencia, la inseguridad, el crimen organizado, de aquellos que queremos que México siga viviendo en paz”.

Penchyna Grub aseveró que a diferencia de lo que hicieron los gobiernos panistas, la administración del presidente Enrique Peña Nieto no le apuesta a las salidas fáciles.

“Ahí están las reformas que hemos hecho para salir a decirle a la gente que no nos fuimos por el camino fácil, como el camino que escogieron los dos últimos presidentes que a través de aspirinas quisieron gobernar y no tuvieron la imaginación y el talento de conciliar los intereses de la clase política y atrevernos a cambiar”.

Más adelante, el legislador del Revolucionario Institucional puntualizó que el caso de Iguala, Veracruz, Tamaulipas y otras franjas de deterioro social, tienen su origen en el desajuste que hay en materia de desarrollo económico.

Mas adelante, David Penchyna destacó la necesidad de tener capacidad de autocrítica, ya que por 30 años se regaló dinero pensando que esa era la mejor forma de combatir la pobreza y la desigualdad.

Indicó que esas “toneladas de millones de dinero” de una política asistencialista han mantenido a la pobreza en el mismo lugar que hace medio siglo.