¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Proyecto de regulación de mariguana no cumple con fallo de la Corte, critican

Mario Souza, coordinador de la Maestría en Psicoterapia de las Adicciones, indicó qué hay razones para desaconsejar el uso “recreativo” de cannabis, por los daños a la salud que provoca.

Angélica Melín Viernes 4 De Diciembre, 2020 · 19:55 pm
Proyecto de regulación de mariguana no cumple con fallo de la Corte, critican
"El delito de posesión simple de cannabis se mantiene, y se mantiene dentro de la Ley General de Salud", consideró México Unido contra la delincuencia / Foto: Cuartoscuro
Escucha la nota:

En parlamento abierto virtual, especialistas, representantes de organizaciones no gubernamentales y representantes de organismos internacionales e instituciones públicas de salud, coincidieron en señalar que la minuta del Senado de la República que regula el uso de la mariguana, necesita diversas correcciones.

En un ejercicio de parlamento abierto virtual organizado por las comisiones de Justicia y Salud de la Cámara de Diputados, decenas de participantes recalcaron que lo aprobado por los senadores no cumple con lo que estableció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para garantizar el acceso al libre desarrollo de la personalidad.

*Información relacionada: Reforma Judicial no transformará la justicia en el país: Laurence Pantin

Mantiene elementos que criminalizan a consumidores, favorece de manera indebida a empresas a las que se permitirá producir y comercializar comestibles y bebidas, y no genera el entorno de justicia social para los pequeños productores del campo que por pobreza y necesidad, cultivan el enervante, plantearon.

“La minuta que aprobaron y que les enviaron, no garantiza el libre desarrollo de la personalidad que protege la jurisprudencia de la Suprema Corte. No solo porque mantiene sanciones penales para ciertas actividades, sino también porque existe una sobreregulación de las personas consumidoras, lo que transgredería derechos tan básicos como la privacidad y la propiedad privada”, planteó Lisa Sánchez, directora general de México Unido contra la Delincuencia.

“Porque el delito de posesión simple de cannabis se mantiene, y se mantiene dentro de la Ley General de Salud, si bien se eleva el umbral por el cuál una persona puede poseer supuestamente para consumo personal hasta 28 gramos de cannabis”, agregó.

Fue enfática en que la norma en cuestión no elimina los supuestos en que una persona puede ser detenida y remitida al Ministerio Público, donde se determinará si se ejerce o no la acción penal, por lo que no contempla una despenalización efectiva, lo que generará espacios para detenciones arbitrarias y extorsiones a usuarios.

Tampoco se elimina el delito de cultivo par las personas que ejercen esa actividad de manera primordial, lo que seguirá criminalizando a campesinos y pequeños productores que siembran el cultivo por extrema necesidad.

“Si las paredes están tan altas, los obstáculos están tan fuertes que no pueden ingresar en ese nuevo mercado, la idea de lograr justicia social no se va a alcanzar. Si sigue prohibida, criminalizada y aún encarcelados por la misma conducta que ya está legal para otra gente, no es justo. Tampoco va a lograr minimizar sobre el tiempo, el tamaño e importancia del mercado ilícito, tampoco”, remarcó John Walsh, representante de la Oficina de Washington en América Latina (Washington Office On Latin America, WOLA).

En contra de la despenalización, Mario Souza, coordinador de la Maestría en Psicoterapia de las Adicciones, indicó qué hay razones para desaconsejar el uso “recreativo” de cannabis, por los daños a la salud que provoca.

El especialista planteó que ese término, al igual que el de “uso lúdico”, son conceptos populares, pero ambiguos e inexactos que generan una idea equivocada sobre el consumo de cannabis.

La mayoría de los participantes en el parlamento, manifestaron que la minuta del Senado enviada a la Cámara de Diputados no es clara, en algunos puntos es ambigua, en otros contradictoria, y no contempla controles de calidad para el nuevo mercado de mariguana.

Lejos de crear un mercado legal claramente establecido, esa vertiente se inclina hacia las grandes empresas que ya incursionan en la producción de elementos con mariguana, dejando fuera a los pequeños productores y campesinos, externaron.

Manifestaron que el planteamiento implicará una “sobre regulación” enorme, difícil de cumplir para los pequeños productores y los consumidores, que estarán sujetos a “hipervigilancia” de la autoridad, lo que limitará sus derechos incluso a la privacidad.

En los hechos, expresó Tania Ramírez, de México Unido contra la Delincuencia, será “imposible” pasar del mercado ilegal, al legal.

Remarcaron que si bien la norma incrementa la posesión permitida de cannabis, de 5 gramos a 28 gramos, no se elimina de la ley el delito de posesión, lo que significa que se mantiene el régimen penal vigente, e incluso se redoblan las multas.

Por lo anterior, los invitados al parlamento abierto llamaron a los diputados a corregir errores cometidos por los senadores al momento de dictaminar, y si es necesario dar más tiempo para que la legislación resultante sea aplicable en los hechos y adecuada, que no se apresure la aprobación.