¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Programas sociales no pasan evaluación; mayoría con mal desempeño y opacidad

Los 17 programas referidos, tendrán un presupuesto de aproximadamente 288 mil millones de pesos, si la Cámara de Diputados no modifica la propuesta presupuestal del 2021.

Angélica Melín Martes 3 De Noviembre, 2020 · 18:19 pm
Programas sociales no pasan evaluación; mayoría con mal desempeño y opacidad
Los representantes del organismo señalaron que la actual administración, tiene tendencia a dar más recursos a programas con fallas de diseño / Foto: Cámara de Diputados
Escucha la nota:

El Gobierno Federal tiene 116 programas de desarrollo social, de los cuales, 99 tienen problemas de desempeño y algunos de opacidad; y en el caso de los programas identificados por el Gobierno Federal como prioritarios, 14 de 17 tienen un desempeño deficiente y que debe mejorar, señala el índice de Desempeño de Programas Públicos 2020, INDEP, presentado por la organización Gestión Social y Cooperación, Gesoc, A.C.

En un evento virtual, en el que participaron diputadas federales, los representantes del organismo señalaron que la actual administración, tiene tendencia a dar más recursos a programas con fallas de diseño, problemas de desempeño y algunos, de falta de transparencia, que a los que están funcionando bien.

*Información relacionada: Exige PRD esclarecer corrupción en el INDEP

Así lo confirman las previsiones económicas para 2021, apuntó, tras indicar que uno de los programas con mayor opacidad, es el de Agromercados Sociales Sustentables, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

“99 por ciento de los 116 programas de desarrollo social, que abarcan más o menos el 67 por ciento del presupuesto que se aprobó, tienen problemas de desempeño, o bien, problemas en términos también de opacidad. En el caso de programas prioritarios es una condición similar, 14 de 17 programas tienen problemas en su desempeño”, es decir, de cobertura a la población a la que van dirigidos y de cumplimiento de metas.

Los 17 programas referidos, tendrán un presupuesto de aproximadamente 288 mil millones de pesos, si la Cámara de Diputados no modifica la propuesta presupuestal del 2021.

“En el caso de los programas de alto potencial, aquí lo que vemos es que se propone una disminución en recursos, aunque justamente lo que se requiere es lo opuesto. Y en el caso de los programas con problemas en el desempeño o en opacidad, o en el caso de programas mejorables, que se propone un aumento de 37 por ciento con respecto a lo aprobado en 2010. En el caso de los programas con desempeño escaso también se está proponiendo ese aumento y también lo mismo aplica para los programas de caja negra o de los programas en opacidad, se propone un ligero aumento de presupuesto”, apuntó.

Al presentar los resultados de la evaluación 2020, Alfredo Elizondo, de Gesoc, indicó que entre los programas que presentan nivel de desempeño escaso, 47 de 166, se encuentran la pensión a personas con discapacidad permanente, Sembrando Vida y las becas universales para estudiantes de educación media superior “Benito Juárez”, es decir, algunos que son catalogados como prioritarios por el Ejecutivo Federal.

Los programas de pensión para adultos mayores y el de Cultura Comunitaria, ambos clasificados como prioritarios, presentaron desempeño “aceptable” entre 2019 y 2020, pero el segundo desaparecerá, a propuesta del Gobierno Federal, pese a que estaba funcionando, aseveró.

Puntualizó que la asociación midió el desempeño y cumplimiento de metas, y clasificó los distintos programas como de “desempeño óptimo”, es decir, sin fallas de cobertura, cumplimiento de metas y beneficio a la población objetivo.

En el estudio se identificaron por separado los programas con “alto potencial de desempeño”, con nivel de cobertura de 65 a 79 por ciento de los beneficiarios y necesidad de más recursos. En esa categoría entran los programas de salud, refirió.

En particular sobre los programas destinados a la salud, recalcó que de acuerdo al Índice presentado en años anteriores, el Seguro Popular, ya desaparecido, en general presentó buen desempeño, lo que no ha ocurrido con los dos programas, uno existente y otro de nueva creación, que sostienen al sustituto del Seguro, es decir, al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

“El INSABI tiene como anclaje programático a estos dos programas, el de Atención a la Salud, que ese ya existe desde hace mucho y que como vemos, hay una propuesta de incremento presupuestal importante, de 23 mil a 44 mil millones de pesos, pero que entre la medición 2019 y 2020, justamente identificamos que disminuyó su desempeño. Y en el caso específico de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población, pues es un programa que apenas se creó en el año 2020, con mil millones de pesos y se está proponiendo que tenga un presupuesto de 74 mil millones de pesos”, subrayó.

Se clasificaron los programas de “desempeño mejorable”, con problemas de calidad de diseño y de cumplimiento de metas; y de escaso desempeño”, con problemas de diseño, mala implementación, pocos beneficiarios, cuantiosos recursos y que no resuelven el problema que se busca atender.

Expresó que de los 116 programas revisados 10 se catalogaron como “cajas negras” por su grado de opacidad y aunque no implican un gasto muy elevado, de apenas 4 mil 200 millones de pesos, en 2021 se les busca asignar 4 mil 500 millones de pesos.

El presentador puntualizó que la calificación para los programas sociales de la presente administración, en su segundo año, bajó, en comparación con lo evaluado en el mismo periodo del sexenio anterior.

Este 2020, los programas sociales y prioritarios del Gobierno Federal fueron calificados en promedio con 59.3; mientras que el sexenio pasado, en el año 2013, la calificación reportada fue de 68.7, lo que significa que la política social ha reducido su calidad de atención.

Respecto a los programas cuyos presupuestos fueron modificados de manera drástica, en el transcurso de 2019 y 2020, sin notificar y sin pasar por la revisión del Congreso, se encontraron dos casos.

Habló del Fondo Nacional del Emprendedor, al que se le dieron casi 700 millones en 2019, y en el transcurso se le retiraron cerca del 64 por ciento de los recursos, quedando con un gasto de 238 millones; así como el Programa Tres por Uno para Migrantes, al que se le otorgaron inicialmente 209 millones y terminó ejerciendo un presupuesto modificado de apenas 12 millones de pesos, lo que dejó ambos instrumentos en calidad de inoperantes.

Añadió que Gesoc está analizando en particular otros de los programas primordiales del Ejecutivo, como Jóvenes Construyendo el Futuro, la pensión para adultos mayores, la pensión para personas con discapacidad, Sembrando Vida, las becas para estudiantes de educación Media Superior y el programa de microcréditos, el único impulsado para atender en particular los efectos de la pandemia por coronavirus.