¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

PRD llama a usar la vía legal para ‘cobrar la factura’ al PRI por ‘gasolinazo’

Los perredistas subrayaron que quienes se manifiestan en las calles contra el alza en los precios de los combustibles, deben tener cuidado de no caer en provocaciones.

Angélica Melín Viernes 6 De Enero, 2017 · 14:29 pm
PRD llama a usar la vía legal para ‘cobrar la factura’ al PRI por ‘gasolinazo’
Foto: Reuters

La bancada del Partido de la  Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados llamaron a la ciudadanía a utilizar todas las vías legales, como la del voto, para “cobrar la factura” por el “gasolinazo” al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados en el Congreso de la Unión.

Los diputados Omar Ortega y Julio Saldaña, también reiteraron la convocatoria a participar de manera pacífica, sin caer en provocaciones ni actos vandálicos, en la marcha nacional que el PRD realizará el próximo 15 de enero.

Los perredistas subrayaron que quienes se manifiestan en las calles contra el alza en los precios de los combustibles, deben tener cuidado de no caer en provocaciones, psicosis ni permitir que se les vincule con actos vandálicos, saqueos y robos que se están llevando a cabo a la par de las protestas genuinamente ciudadanas.

Ortega Álvarez y Saldaña Morán recriminaron que a los argumentos falsos de Enrique Peña Nieto sobre las razones que lo llevaron a proponer la liberalización del mercado de los combustibles, elevar los precios y los supuestos beneficios de esa medida, se sume el intento de desacreditar las muestras de descontento de la población con robos, saqueos, vandalismo y el ambiente de psicosis que se ha desatado en distintos puntos del país.

Recalcaron que es derecho de los mexicanos expresar su opinión y ejercer la libertad de manifestación, ante decisiones como el aumento desproporcionado en los precios de los combustibles.

Sin embargo, el llamado a la población es a que las protestas y los actos de resistencia contra el “gasolinazo” se lleven a cabo por la vía legal, institucional, democrática y nunca a través de la violencia, actos ilícitos ni agresiones a otros ciudadanos y a la autoridad.

En cuanto a las razones del Ejecutivo Federal para mantener el alza en las gasolinas, los perredistas las equipararon a la de un “asaltante que a mano armada somete a sus víctimas y les pide aceptar el despojo por las buenas o por las malas”.

Recalcaron que los mexicanos tienen a la mano, aunado al derecho a manifestarse, mecanismos legales para inconformarse por las decisiones gubernamentales, como el voto libre y secreto.

De modo que será crucial que en las elecciones a realizarse este 2017 en algunas entidades como el Estado de México y las presidenciales del 2018, los votantes recuerden el “gasolinazo” y las razones a través de las que se ha intentado justificar esa medida.

En cuanto a las explicaciones del Primer Mandatario sobre el subsidio millonario a los combustibles, los legisladores dijeron que el PRD coinciden en que es inadecuado subsidiar esos productos, pero ello no justifica el alza indiscriminada que entró en vigor el pasado 1 de enero.

La gasolina en el país es cara, apuntaron, porque el Gobierno Federal se ha dedicado a “aniquilar” la capacidad productiva de Pemex, ha dejado en el abandono las refinerías y ha optado por importar más de la mitad de las gasolinas que se consumen en el país, con el único fin de beneficiar a los proveedores privados nacionales y extranjeros.

Insistieron en Peña Nieto le ha mentido en repetidas ocasiones a los mexicanos, al prometer que no habría más gasolinazos, que la reforma energética tendría beneficios como abaratar los combustibles y al afirmar que no hay más alternativa que subir los precios de esos insumos.

También ha faltado a la verdad al aseverar que el “gasolinazo” busca mantener la estabilidad macroeconómica, cuando esa es inexistente pues el peso sigue en picada, la inflación va a la alza, el país está sobreendeudado, los empleos creados son precarios, el nivel adquisitivo del mexicano sigue siendo raquítico y la economía está estancada.

Todo ello, apuntaron, no se debe al subsidio a las gasolinas, sino a un gobierno irresponsable.