¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Por recorte, reducción de cirugías, aumento en morbilidad e infecciones: Institutos

En el Instituto de Perinatología “Isidro Espinosa”, será a finales del mes de junio cuando se agoten los recursos.

Angélica Melín Viernes 24 De Mayo, 2019 · 19:06 pm
Por recorte, reducción de cirugías, aumento en morbilidad e infecciones: Institutos
En el Instituto Nacional de Cancerología, la presión de gasto anual es superior a 49 millones 800 mil pesos / Ilustrativa
Escucha la nota:

El déficit presupuestal en Hospitales e Institutos de Alta Especialidad del país, al mes de mayo, es de dos mil 464 millones de pesos, indica el documento entregado por directores de Institutos Nacionales de Salud a integrantes de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

La información detalla las afectaciones presupuestales en 26 instituciones de ese tipo.

Los reportes coinciden en que los recursos disponibles se agotarán para algunos institutos desde el presente mes de mayo y en algunos otros, casos en noviembre y diciembre del 2019.

El impacto de esa situación se reflejará directamente en la atención a los pacientes, agregan.

Entre otras consecuencias por la falta de recursos, personal, instrumental e insumos, están el desabasto de medicamentos, aumento en morbilidad y mortalidad en pacientes que requieran cirugía, falta de alimentación parenteral vía sonda, falta de alimentación para pacientes y personal, deterioro del servicio médico, insuficiencia en estudios de laboratorio, riesgo de infecciones nosocomiales y rezago en cirugías programadas, entre otros.

Aunado a los efectos administrativos que derivarán en falta de personal, incumplimiento de contratos con proveedores, carencia de medicamentos e insumos médicos en las instituciones afectadas, uno de los daños más severos lo registrará el Hospital Infantil de MéxicoFederico Gómez”.

La reducción del 50 por ciento en la partida para contratar servicios de anestesia, óxido nítrico, provocará la disminución del 50 por ciento en cirugías de alta especialidad, es decir, para pacientes con cáncer, trasplantes, neurocirugías, cardiopatías, implantes cocleares y con malformaciones congénitas.

Si los recursos no se restituyen de inmediato y no se asignan partidas adicionales, el Hospital se quedará sin presupuesto el mes entrante, en junio.

Dicha situación también afectará los servicios de radioterapia, estudios de alta especialidad, hemodinamia y tratamientos múltiples para personas con cáncer.

La carencia de óxido nítrico afectará a pacientes menores de edad, en especial a neonatos con hipertensión pulmonar grave.

Habrá “ausencia” de unidosis en antibióticos y quimioterapias; así como un notable riesgo de infecciones nosocomiales, con la desaparición del Centro de Mezclas; y también existe el riesgo de desaparición de la farmacia hospitalaria.

El Instituto Nacional de Psiquiatría, “Ramón de la Fuente Muñiz”, perderá el servicio de internet a partir del mes de junio.

En el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, la falta de personal provocará, a partir de julio próximo, fallas en atención en los turnos vespertino, nocturno, de fin de semana y en días festivos.

Habrá atención insuficiente a pacientes hospitalizados; falta de supervisión y mantenimiento del equipo médico e instalaciones hospitalarias; imposibilidad de atender urgencias, de hacer radio terapias, quimioterapias y trasplantes de órganos, entre otras actividades.

Lo anterior propiciará desabasto en medicamentos y materiales de curación; grave impacto negativo en la morbi-mortalidad de neonatos por falta de nutrición parentenal o vía sonda; grave impacto en pacientes con insuficiencia renal por falta de hemodiálisis; y aumento en la morbilidad de pacientes que requieren cirugía de mínima invasión.

En el Instituto Nacional de Pediatría, a finales de este mes de mayo, podrían cerrar las salas de Urgencias, Cirugía, Trasplantes de órganos; de Quimioterapia; y de Inmunología de corta estancia.

La aceptación, ingreso y atención a pacientes se retrasará un 30 por ciento; la capacidad de realizar trasplantes se reducirá de manera “importante”; habrá riesgo de desabasto de medicamentos y materiales de curación; fallas frecuentes en las instalaciones eléctricas, sanitarias y de aire acondicionado.

En el Instituto Nacional de Salud Pública, la suspensión de recursos afectará el funcionamiento de laboratorios de almacén de muestras biológicas; embargo de cuentas e incluso, multas y arresto del Director General.

En el Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, la falta de recursos provocará, a partir de junio próximo, insuficiencia de personal de enfermería, camilleros, laboratoristas, químicos y técnicos de Rayos X, entre otros; aunado a que el área de pruebas de laboratorio ya resintió la afectación.

De mantenerse la restricción de recursos, a partir de diciembre próximo fallará la alimentación parentenal o vía sonda; se incrementará notablemente el riesgo de infecciones nosocomiales; la preparación de unidosis de medicamentos se verá afectada¸

En el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco”, el presupuesto para dar atención adecuada en Hospitalización, Urgencias y Laboratorio e Inhaloterapia se agotó desde marso pasado.

Aunado a los retrasos en los servicios de lavandería, comedor, mantenimiento y farmacia; ya hay una reducción en las horas efectivas de asignación de quirófanos; retraso en la realización de estudios; racionamiento del equipo de laboratorio e imagen; limitación para comprar  equipo de uso rutinario en quirófanos, consulta externa y hospitalización.

En el Instituto Nacional de Cancerología, la presión de gasto anual es superior a 49 millones 800 mil pesos.

La falta de esos recursos pone en riesgo la operación de la Unidad de Ciclotrón y Radiofarmacia, y la apertura de la Clínica de Cáncer Hereditario.

También a quedado “seriamente comprometida” la atención integral y supervivencia de mujeres sin seguridad social; ya se ven afectadas las acciones de prevención y el diagnóstico y detección oportuna de cáncer; es mayor el retraso en la programación de cirugías, así como en los tratamientos de radioterapia, quimioterapia y terapia molecular.

Se prevé el abandono de tratamientos e incremento en el gasto familiar en salud; se incrementará el riesgo de muerte en los pacientes; se reducirá el número de personas a rehabilitar; disminuirá posibilidad de procedimientos de reconstrucción mamaria a mujeres con mastectomía; se incrementará la morbilidad y en consecuencia, se reducirá la calidad de vida de los pacientes.

El documento agrega que la “reserva” afectada por Hacienda, acumula un total de 794 millones 337 mil pesos, en las 26 instituciones con recortes y retenciones.