¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Por irregularidades, clausura Profepa empresa de manejo de residuos peligrosos

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que durante una diligencia, se corroboró que los inspeccionados cuentan con registro como generadores de residuos peligrosos, y tienen la capacidad de envasar, identificar, clasificar, etiquetar o marcar los mismos.

Angélica Melín Domingo 9 De Octubre, 2016 · 15:53 pm
Por irregularidades, clausura Profepa empresa de manejo de residuos peligrosos
Foto: ilustración

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó de la clausura a una empresa de desensamble de refrigeradores, debido a distintas irregularidades en el manejo y almacenaje de residuos peligrosos.

La dependencia señaló que el consorcio que operaba en la zona de Chimalhuacán, en el Estado de México, fue clausurado de manera parcial y temporal, hasta que solvente las irregularidades con las que opera. 

Detalló que esa medida de seguridad no será retirada, hasta que el infractor acredite los documentos y permisos que debe tener, así como solucionar sus problemas de manejo, almacenaje y disposición de residuos peligrosos.

Indicó que el negocio de nombre “Reciclim”, dedicada a desensamblar refrigeradores, genera residuos peligrosos como aceite lubricante usado, lámparas flourescentes y gas de refrigeración que estaban siendo manejados en almacenes inadecuados, en los que la autoridad encontró ausencia de canaletas y fosas de retención de residuos.

Lo anterior, aunado a que los registros del consorcio no registran la totalidad de los residuos que genera; tampoco presentó las autorizaciones correspondientes para recolectar, transportar y disponer de los materiales generados el año pasado; e incluso, no tiene autorización para manejar gases refrigerantes. 

Profepa indicó que el pasado 29 de septiembre realizó una visita de inspección a las instalaciones de la empresa, para comprobar el cumplimiento de obligaciones ambientales.

En esa diligencia se corroboró que los inspeccionados cuentan con registro como generadores de residuos peligrosos, y tienen la capacidad de envasar, identificar, clasificar, etiquetar o marcar los mismos.

No obstante, se verificó que no cumple con los requerimientos para almacenar materiales peligrosos; las instalaciones no cuentan con las características ni elementos técnicos necesarios para un manejo adecuado, y no presentaron los permisos para operar correspondientes al año 2015.