¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Pleito PAN-Morena por Mesa Directiva marca inicio de sesiones en Congreso

Hubo gritos de desaprobación contra la nueva presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández y reclamos contra Porfirio Muñoz Ledo.

Angélica Melín Lunes 2 De Septiembre, 2019 · 06:15 am
Pleito PAN-Morena por Mesa Directiva marca inicio de sesiones en Congreso
Oposición acusa ineficacia y soberbia del gobierno de AMLO
Escucha la nota:

En la Cámara de Diputado, el Congreso General reunido en Pleno, inauguró el periodo ordinario de sesiones de la LXIV Legislatura.

Esto, en una tensa reunión en la que se desató la guerra de gritos de los integrantes del Partido Acción Nacional (PAN) contra el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo; y del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) contra los panistas.

Información relacionada: Segob entrega al Congreso informe de AMLO (VIDEO)

“¡Eeespurio!”, le gritaban los panistas a Muñoz Ledo.

“¡Borolas!” y “¡Quieren moche!”, “¡es un honor estar con Obrador!”, reviraron los morenistas.

Aunque previo al inicio de la sesión, los líderes de MORENA, Mario Delgado; y del PAN, Juan Carlos Romero, charlaron para limar asperezas, en el Pleno la confrontación no cesó.

Un día antes, el diputado Muñoz Ledo incluso bromeó con los calificativos que los panistas le lanzaron.

Pero en esta ocasión se defendió y advirtió que los “vociferantes” están probando su “absoluta incapacidad” de dirigir la Cámara. Al final, les dijo que tienen “paraplejia mental”.

Al fijar posicionamientos, el tema común fue la disputa por la Mesa Directiva, y también las críticas de la oposición a la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los ánimos se caldearon desde el inicio de la reunión.

La senadora panista Xóchitl Gálvez, subió al área de la Mesa Directiva y se colocó detrás del diputado presidente, para mostrar carteles con las frases: “Porfirio ¿Díaz o Muñoz Ledo?” y “Democracia sí, Autoritarismo no”.

Apenas se decretaba el receso en la sesión para recibir el informe, el grito de “¡eeespurio!” contra el presidente de la Cámara se desató. También hubo gritos de desaprobación contra la nueva presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández.

En su ausencia, los panistas se quedaron protestando en la Tribuna.

Así lo hicieron durante toda la sesión, excepto cuando tocó el turno a los diputados de MORENA.

Mientras los líderes del Congreso recibían el Primer Informe de Gobierno, en otro salón del recinto, los integrantes del albiazul “tomaron posesión” momentánea del lugar.

El diputado Javier Verastegui Ostos, se sentó en la silla del presidente de la Cámara y comenzó a tocar la campanilla con la que se anuncia el inicio y fin de las sesiones.

El hecho encendió al diputado Benjamín Campos, de MORENA, que le exigió dejar el objeto y levantarse de la silla del presidente de la cámara.

Entre reto y reto, el panista y el morenista se estaban animando a enfrentarse a golpes.

El vicecoordinador del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña y el presidente de la Comisión de Cultura, Sergio Mayer, detuvieron al diputado Campos y el conato de bronca no pasó a mayores.

Los discursos más encendidos fueron los del panista Xavier Azuara, propuesto por el PAN para ocupar la Mesa Directiva, y el coordinador de los senadores de MORENA, Ricardo Monreal.

Azuara Zúñiga, que al subir a Tribuna, acompañado por los integrantes de su bancada fueron recibidos al grito de “¡Borolas!”, lamentó que en la Cámara la mayoría haya perdido su talante democrático, le haya dado la espalda a la pluralidad y el diputado Porfirio Muñoz Ledo insista en perpetuarse en la Directiva de San Lázaro, como si fuese Porfirio Díaz.

“¡No te parezcas Porfirio Díaz!”, le exigió una diputada a Muñoz Ledo, que en todo momento se defendió y a ese lance respondió irónico que no actuará como Porfirio Díaz, porque él sólo durará 25 años en el puesto.

El revire lo planteó el senador Monreal, que advirtió, el Presidente de la República recibió un “país en ruinas” y una “herencia maldita” de violencia y descomposición.

A gritos, Monreal defendió al diputado Muñoz Ledo, al que se refirió como “la historia” y como un “hombre de estado” que no merece los adjetivos “sucios” y “ruines” que le lanzó el PAN.

Al aseverar que el país tendrá en López Obrador el mejor Presidente de las últimas décadas, Monreal cerró su discurso lanzado vivas a México, a Muñoz Ledo y a los congresistas.

“¡Es un honor estar con Obrador!”, corearon diputados y senadores de la mayoría. “¡Es un delirio estar con Porfirio!”, canturreó divertido el presidente del recinto.

Al declinar emitir un discurso que ya tenía preparado, llamó al albiazul a dejar a un lado la injuria, la mentira, las faltas de respeto y la vociferación que denota “paraplejia mental”.

En la sesión que arrancó con 73 senadoras y senadores; y 351 diputados y diputadas, apenas comenzó a la conducción del diputado Muñoz Ledo, recibió carretadas de gritos a la voz de “¡eeespurio!”.

“El golpismo está prohibido en esta Cámara. Si quieren, tengan un debate con los oradores, no con la presidencia de la Mesa”, atajó el diputado presidente.

Acto seguido, decretó un receso en la sesión, con el fin de recibir, en el Salón Protocolo de la Cámara, el texto del Primer Informe de Gobierno del Presidente de la República, de manos de la titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Olga Sánchez Cordero.