¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Plantea CONEVAL ‘evitar duplicidad’ en evaluación de microcréditos

En 2011, estos programas ejercieron -en conjunto- un presupuesto que ascendió a poco más de 18 mil millones de pesos, los cuales fueron utilizados para financiar 877 mil proyectos.

Notimex Martes 17 De Marzo, 2015 · 14:59 pm
Plantea CONEVAL ‘evitar duplicidad’ en evaluación de microcréditos
Foto ilustración

Frente a las acciones para aminorar la pobreza y contribuir al dinamismo económico, el Gobierno mexicano ha puesto en operación programas sociales para generar ingresos entre la población más pobre; en dichas acciones, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), detectó que es importante analizar la oferta de programas con una visión territorial que permita evitar la duplicación de esfuerzos en los programas de microcréditos.

Con el objetivo de presentar una evaluación integral de los programas sociales del Gobierno Federal que otorgaron microcréditos o subsidios para el financiamiento de proyectos productivos, el CONEVAL realizó la Evaluación estratégica de la política pública de Microcréditos del Gobierno Federal 2009-2012; de acuerdo con el Inventario de Programas y Acciones Federales de Desarrollo Social del CONEVAL, en 2010 operaban 18 programas sociales que otorgaban microcréditos o subsidios para proyectos productivos, de los cuales, en 2012, sólo 16 siguieron funcionando.

En 2011, estos programas ejercieron -en conjunto- un presupuesto que ascendió a poco más de 18 mil millones de pesos, los cuales fueron utilizados para financiar 877 mil proyectos. Al 2012, con dos programas menos, se ejerció un presupuesto de 14 mil 173 millones de pesos.

Sobre el diseño de los programas, CONEVAL sugiere “revisar los programas de manera conjunta con el fin de evitar duplicación de esfuerzos; incluir elementos que permitan incidir en aspectos como la comercialización de los bienes y servicios que se producen a través de los proyectos productivos financiados; incluir un seguimiento de los proyectos apoyados en el pasado para conocer la incidencia de los programas a través del tiempo; y mejorar la cobertura y focalización de los programas sobre la población más pobre con potencial productivo y reducir las barreras de acceso a los programas para esta población.”

En relación con la política de microcréditos en su conjunto, el CONEVAL detectó que es importante analizar los tipos de apoyos que se deberían otorgar, microcréditos o transferencias no rembolsables, con base en las características de los individuos; analizar la oferta de programas con una visión territorial que permita evitar la duplicación de esfuerzos; generar sinergias entre programas que ayuden a los beneficiarios a escalar a otros programas, y establecer un espacio en el que se discuta, en forma colegiada, cómo debe distribuirse el presupuesto asignado.

“La necesidad de aminorar la pobreza y contribuir al dinamismo económico del país son factores que el Gobierno Federal ha tomado en cuenta para operar programas sociales y contar con instituciones financieras que apoyen la generación de ingresos entre los estratos poblacionales más pobres, mediante el otorgamiento de microcréditos o subsidios para el financiamiento de proyectos productivos, haciendo hincapié en aquellos que habitan zonas rurales y semiurbanas,” apunta el CONEVAL.

Dado que el microcrédito se refiere al otorgamiento de préstamos pequeños a individuos de escasos ingresos para financiar proyectos de autoempleo que les generen ingreso y les permitan sostener a sus familias, en la Evaluación estratégica de la política pública de Microcréditos del Gobierno Federal 2009-2012 del CONEVAL, se detectó que el Gobierno Federal ha implementado tres tipos de acciones: el otorgamiento de transferencias directas al ingreso; el otorgamiento, directa e indirectamente, de crédito para el apoyo de proyectos productivos de las poblaciones de bajos recursos; y el otorgamiento de transferencias no rembolsables para la adquisición de activos con fines productivos.

El análisis realizado por el CONEVAL permitió identificar las problemáticas que aplican a uno o más de los programas revisados y emitir así, algunas recomendaciones que contribuyan a la mejora de la política de los microcréditos.

En este informe, CONEVAL identificó 18 programas del Gobierno Federal relacionados con el microcrédito; de éstos, cuatro fueron operados por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); uno por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi); uno por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), cinco por la Secretaría de Economía (SE), tres por la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (SEDATU), uno por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y tres más por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).