¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Pide INEE no le recorten recursos para 2017; prevé aplicar la Prueba Planea

La Prueba Planea aplicará para secundaria y educación media superior y para ello, se requiere que el Congreso de la Unión destine los recursos necesarios.

Angélica Melín Martes 20 De Septiembre, 2016 · 21:40 pm
Pide INEE no le recorten recursos para 2017; prevé aplicar la Prueba Planea
Sylvia Schmelkes, consejera presidenta del INEE

La consejera presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Sylvia Schmelkes solicitó a la Cámara de Diputados que no haya disminución de recursos en el 2017.

Indicó que ese organismo tiene previsto aplicar el año entrante la prueba Planea, para la que requerirá al menos 80 millones de pesos que se utilizarán en trabajo “de campo”, esto, sin contar con el gasto en papel, pago al personal, uso de otros insumos y tareas operativas.

Entrevistada en la Cámara de Diputados, después de reunirse con integrantes de la Comisión de Educación, aclaró que hasta el momento y de acuerdo al paquete económico entregado por el Ejecutivo Federal, el INEE no trae un recorte presupuestal.

Por el contrario, sus integrantes esperan que los diputados mantengan la ampliación presupuestal solicitada no decidan echar mano de esas partidas hacer reasignaciones a otros renglones del gasto público, apuntó.

Especificó que el presupuesto solicitado es de 8.9 por ciento más alto que el aprobado este 2016, que fue de mil 060 millones de pesos; de modo que para 2017, se están pidiendo mil 153.9 millones de pesos.

Asimismo, manifestó que pese al recorte que aplicará en el área de formación continua de los docentes sí sufrirá un “recorte muy importante”; sin embargo, manifestó que se deberá “eficientar” la aplicación de las partidas disponibles. 

En cuanto a la Prueba Planea, enfatizó que esta aplicará para secundaria y educación media superior y para ello, se requiere que el Congreso de la Unión destine los recursos necesarios.

Respecto al avance en la evaluación docente, detalló que solo los profesores de Oaxaca y Chiapas no han participado en ese proceso ni realizado su primera prueba, debido a las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Los profesores que registraron resultados “insuficientes” en la primera evaluación y que son aproximadamente 24 mil de los niveles básico y medio superior, tendrán oportunidad de presentarse a una segunda prueba en la que podrán mejorar sus calificaciones solo en los rubros en que salieron mal evaluados, y ese reactivo se aplicará el próximo mes de noviembre.

En el caso de los profesores que no quieran acudir a la evaluación este año y no se registren para ello, simplemente no se presentarán porque se tratará de un ejercicio voluntario. Sin embargo, las pruebas por aplicar en 2017 conforme a un nuevo esquema, sí serán obligatorias.

Cuestionada respecto a los cambios que incluye el replanteamiento del modelo de evaluación del desempeño docente, manifestó que la principal diferencia radica en que las pruebas ya no se realizarán en sedes distintas a los planteles educativos, sino que se llevarán a cabo en las propias escuelas y los profesores deberán responder a la parte “cualitativa” en un periodo largo de 12 semanas.

Aunado a ello, dijo, el Informe de Cumplimiento de Responsabilidades Profesionales relativo a las eficiencias y deficiencias en el trabajo y que la ocasión anterior solo rindieron los directores, en 2017 deberán ser entregado por los profesores.

Ello, aunado a que se realizarán exámenes conforme a la disciplina y el grado que imparte cada docente; y se llevarán a cabo exámenes de “conocimientos pedagógicos” en un número mayor de sedes más cercanas a las escuelas y en más fechas.  

En esas evaluaciones, dijo, el maestro tendrá que definir su contexto socio cultural, definir su escuela e identificar las necesidades educativas del alumno; así como proponer un modelo de planeación conforme a sus condiciones particulares.

Al insistir en que no hay falla en el diseño de las evaluaciones, Schmelkes del Valle puntualizó que los ajustes en las pruebas corresponden a elementos que a los maestros “no les gustaban”, como las respuestas a “casos” o “supuestos” a los que podrían enfrentarse en el ejercicio de la enseñanza.

Como ejemplo, indicó que se pedía a los mentores responder que harían si en su comunidad se desbordara una presa, cuando en la zona donde se ubican sus planteles, no hay presas. Por ello, insistió, los exámenes serán de opción múltiple y se centrarán en su nivel educativo y las disciplinas que imparten.  

Indicó que la evaluación de desempeño cubrió a 134 mil maestros del millón 400 mil que existen en el país, por lo que más de un millón de docentes siguen dando clases sin haber pasado las primeras pruebas.

Apuntó que en el primer examen se obtuvieron resultado “alentadores” ya que solo el 10 por ciento de los mentores en educación básica y el 17 por ciento en educación media superior resultaron “insuficientes”; mientras que los profesores calificados con “suficiente”, tendrán oportunidades para mejorar a través de programas de formación continua.

La presidenta del INEE reconoció que las “fallas” en el proceso de evaluación se centraron no en el diseño de las pruebas, sino en cómo “comunicar” la reforma educativa a los profesores y dejarles en claro que no es una normatividad “punitiva”, tarea que quedará en manos de la Secretaría de Educación Pública (SEP).