¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Parlamentos abiertos en San Lázaro no dieron los resultados esperados, admiten

En muchas ocasiones, “parlamentos abiertos” convocados en la Cámara de Diputados, fueron simulación: Jacqueline Peschard.

Angélica Melín Jueves 15 De Julio, 2021 · 22:59 pm
Parlamentos abiertos en San Lázaro no dieron los resultados esperados, admiten
Diputados admitieron que los parlamentos abiertos no dieron los resultados esperados / Foto: Cuartoscuro
Escucha la nota:

El mecanismo de parlamentos abiertos fue sometido al análisis de legisladoras federales, especialistas en temas legislativos, democracia, transparencia y ciencias políticas, y no obtuvo las mejores calificaciones.

En un seminario virtual sobre el Congreso, la diputada organizadora e integrante de la bancada del Movimiento Ciudadano (MC), Martha Tagle; la expresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas e invitados señalaron que los ejercicios de parlamento abierto llevados a cabo en la saliente Legislatura, si bien tuvieron buenas intenciones y fueron un buen “primer paso” en la materia, no dieron los resultados esperados.

Información relacionada: Investiga CNDH las condiciones de alojamiento de migrantes en el AICM

Señalaron parlamentos simulados

La actual investigadora universitaria, exconsejera del anterior Instituto Federal Electoral (IFE) y comisionada del Instituto Nacional de Transparencia (INAI), Jacqueline Peschard, fue más clara en señalar que muchos de los “parlamentos abiertos” realizados en la saliente Legislatura, fueron simulación.

Recalcó que los congresistas, como representantes de los ciudadanos en el Congreso, no han logrado establecer comunicación fluida con la sociedad, pese a su relevancia política.

legisladores
Legisladoras y especialistas en transparencia, democracia, transparencia y ciencias políticas evalúan parlamentos abiertos en la saliente Legislatura / Foto: Cuartoscuro

Manifestó que si bien se piensa que un parlamento abierto es algo positivo, es preciso no caer “en la ilusión” de que la participación ciudadana da como resultado mejores procesos y mejores productos legislativos.

Aseguró que lo favorable es que abren la deliberación pública, pero no necesariamente garantiza mejores resultados y un mejor trabajo parlamentario.

Para que un parlamento abierto funcione, subrayó, se necesita pluralidad.

Cuando las decisiones legislativas están capturadas por mayorías calificadas inamovibles, los resultados no son los esperados, insistió.

Mencionó la desaparición de fideicomisos como ejemplo

Como ejemplo, habló de decisiones tomadas en la presente Legislatura, como la desaparición de fideicomisos, donde hubo amplia discusión y participación de distintos actores sociales, pero al ordenamiento no se le movió “ni una coma”.

Que los espacios de deliberación no sean simulación, demandó.

Eduardo Bohórquez, de Transparencia Mexicana, expresó que México ha tenido experiencias de “co-creación” de normas exitosas y ejemplares, que no se han valorado en sus términos y que no tienen comparación con otros esfuerzos hechos a nivel mundial.

Senado de la república
Fueron un buen intento y se dio un paso adelante al reglamentar esos ejercicios de participación ciudadana / Foto: Cuartoscuro

Refirió al procesamiento del Sistema Nacional Anticorrupción, la convocatoria hecha a la elaboración de la Constitución de la Ciudad de México, las mesas de trabajo para reformar la Ley de Transparencia.

Agregó que la sociedad civil está lista para trabajar con colaboración con las congresistas salientes y con los entrantes, para ajustar la norma que rige el Congreso de la Unión.

Pidieron revisar los resultados y la aplicación de los parlamentos para determinar su eficacia

La diputada Tagle Martínez, indicó que los parlamentos abiertos realizados en la saliente Legislatura, deben ser revisados en sus resultados y aplicación, para determinar si funcionan o no como mecanismos de participación ciudadana efectivos, o si es precio hacer ajustes, debido a que, hasta el momento, sus resultados no fueron satisfactorios y no dieron como resultado mejores reformas.

“El llamado parlamento abierto, que como ustedes saben se ha hecho mucho uso de el durante esta Legislatura que está por terminar pero que ha tenido pocos resultados o resultados vinculantes que lleguen a modificar las decisiones que tomamos en el Congreso”, expresó la congresista.

senado de la república
México sí ha tenido buenas experiencias de parlamento abierto, hay que valorarlas / Foto: Cuartoscuro

“Y yo creo que ha habido altibajos, creo que ha habido Legislaturas que lo han entendido mejor que otras.

Yo espero que con la reelección eso pueda ir cambiando, y así como se van a ir institucionalizando, yo espero muchas cosas dentro del Congreso mexicano, espero este sea uno de ellos.

Que precisamente en esta Legislatura se aprobaron unos lineamientos de parlamento abierto, es la primera vez en la historia del Congreso que tenemos algo similar así, pero creo que es un primer buen paso”, abundó la diputada Rojas Hernández.

Congreso de la Unión está diseñado para mantener opacidad

Khemvirg Puente, coordinador del Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de México (UNAM), advirtió que el funcionamiento del Congreso de la Unión e incluso la propia arquitectura de sus sedes, están diseñados para mantener la opacidad.

Recalcó que los ejercicios realizados en San Lázaro, no necesariamente fueron parlamentos abiertos, aunque así se les denominó.

Parlamento abierto, dijo, no son transmisiones por redes sociales ni los foros de consulta convocados por las fracciones en la Cámara, donde decenas de invitados hablaron, pero sus opiniones no incidieron en la toma de decisiones.

Puntualizó que desde su punto de vista, los parlamentos abiertos no deberían ser vinculatorios ni decisivos en la aprobación de cambios legislativos, porque no pueden sustituir la labor que corresponde a los congresistas.

José Antonio García Morales, de la Alianza para el Gobierno Abierto, indicó que los conversatorios públicos hechos en San Lázaro ni convocatorias “para la foto” ni la creación de plataformas sin objetivos claros ni espacios para anunciar decisiones ya tomadas ni abrir reuniones para que muchos invitados “hablen y hablen y no pasa nada”, son parlamento abierto.