¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

ONG’s alertan por aumento de la violencia sexual en menores de 25 años

La CIDH exhorta a un “pacto” para desterrar la violencia en contra de las mujeres en México.

 

Rocío Méndez Miércoles 25 De Noviembre, 2015 · 10:27 am
ONG’s alertan por aumento de la violencia sexual en menores de 25 años
Foto archivo

El lugar más peligroso para las mujeres en México, “no es la plaza abandonada, no es el estacionamiento, el parque o la callejuela obscura, sino es su casa”, alerta el secretario general ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, en entrevista con Noticias Mvs.

“La mayor parte de los agresores de las mujeres –a veces hasta en ocho de cada 10 casos–, son personas que conoce o vive con sus víctimas; y el ataque es una expresión de machismo o de odio o incluso miedo a las mujeres”, agregó Álvarez Icaza, al enfatizar que está violencia es “anormal e indebida”.

Detrás de los depredadores de mujeres, apunta el funcionario de la CIDH, “no es que haya un sujeto o grupo clandestino al estilo de ‘Jack el destripador’; los agresores son los hombres cercanos a la víctima, “son sus novios, sus maridos, sus hermanos, sus papas, sus primos, sus tíos, sus vecinos, sus compañeros de trabajo, apuntó Álvarez Icaza.

Para el Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio y Católicas por el Derecho a Decidir, resalta en las jornadas mundiales 2015 en contra de la violencia hacia las mujeres –a desarrollarse este 25 de noviembre– el aumento exponencial de la violencia sexual en México.

De enero del 2014 a enero de 2015 se registraron 35 mil 285 denuncias de violación sexual, pero, alerta María de la Luz Estrada a los micrófonos de Noticias Mvs, “estudios demuestran que las denuncias apenas representan el 10% de los ataques sexuales que las mujeres enfrentan todos los días”.

Incluso, en algunas zonas, la agresión sexual es perpetrada por sujetos del crimen organizado y las víctimas mucho menos denuncian, por miedo a las represalias del agresor y a no ser protegidas por las autoridades. “Las mujeres son revictimizadas pues tras la agresión sexual, padecen la violencia institucional por una falta de atención debida”, acotó.

Cuando los casos de violencia sexual llegan al Ministerio Público, es frecuente que las autoridades “no respeten la norma 046 de la Secretaría de Salud”, agregó la defensora humanitaria.

No les están dando a las mujeres una atención integral frente a las agresiones sexuales como sería dotar de la píldora de anticoncepción de emergencia; tampoco cuentan con el kit de retrovirales para prevenir enfermedades sexuales –desde papiloma humano hasta VIH– u otro tipo de terapéuticas frente al ataque. “Muchas autoridades incluso desconocen la norma 046 y que están obligadas a aplicarla, pese a que dichos protocolos de atención tienen más de 5 años”, criticó María de la Luz Estrada.

Impulsora de la Alerta de Género que se ha decretado en el Estado de México, para después haber sido secundada en Morelos, María de la Luz Estrada aclaró que de las siete mujeres asesinadas –en promedio– al día en el país, “en más del 50% de los casos hay indicios de feminicidios: es decir, las víctimas fueron brutalmente sometidas, muchas de ellas fueron privadas de su libertad, fueron violentadas sexualmente y en algunos caso sus cuerpos fueron mutilados”.

Las alertas de género en Morelos y el Estado de México, aún no son puestas en operación por los tres niveles de gobierno, como mecanismos de “acción inmediata” para erradicar los riesgo en contra de la población femenina. “Los gobiernos están obligados a garantizar a las mexicanas una vida libre de violencia”, reclamó María de la Luz Estrada al advertir que “aún sigue siendo un desafío para los gobiernos, federal y estatales, enfrentar la violencia en contra las mujeres”.

“Estamos en culturas discriminatorias que consideran a las mujeres como ‘cosas’, pero no como personas sujetas de derechos. Culturas como la nuestra naturalizan la violencia de género, donde el depredador hasta justifica que la agresión sucedió ‘porque la mujer se lo buscó’, ‘para que ella cumpla con sus órdenes’, o porque al agresor ‘se le antojó’ violentar sexualmente a una mujer .

La discriminación en contra de las mujeres empieza porque el agresor las considera personas “sin valor”. En muchos de feminicidios, los depredadores “las consideran como que son nada, como si las víctimas fueran basura; así las encontramos, tiradas en los basureros. Debe de haber un cambio de mentalidad y compromisos reales por la igualdad, el respeto y por la dignidad de las mujeres” dijo María de la Luz Estrada.

Por otra parte, subrayó, ante las denuncias, imperan la corrupción y la impunidad. “Al vincular la discriminación, con la negligencia y la propia corrupción por acción, por complicidad u omisión, se va generando un ambiente permisivo; los agresores también matan a las mujeres en México porque nunca llega ninguna sanción y eso, en su mentalidad, significa que se puede ultrajar a las mexicanas y no pasa nada y eso es muy grave. Las autoridades tienen una gran responsabilidad ante el aumento de la violencia en contra de las mujeres porque minimizan las denuncias incluso, las de desaparición y feminicidio”.

“no habrá cambios si la sociedad no los asume y no hay gobierno que alcance para intervenir en una casa cuando un hombre le quiere pegar a una mujer; necesitamos un pacto para desterrar la violencia en contra de las mujeres”, concluyó por su parte Emilio Álvarez Icaza.