¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Nuestro rumbo es el de la estabilidad’, afirma Alfonso Romo ante empresarios filántropos del país

El futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, agradeció las tareas altruistas del Cemefi y señaló que los poderes públicos, la iniciativa privada y la sociedad civil son los tres pilares de una sociedad que quiere construir un estado de derecho y un orden justo y democrático”.

Rocío Méndez Lunes 12 De Noviembre, 2018 · 14:42 pm
Nuestro rumbo es el de la estabilidad’, afirma Alfonso Romo ante empresarios filántropos del país
Alfonso Romo, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, durante la inauguración de la reunión 2018 del Centro Mexicano para la Filantropía

En fugaz comentario tras inaugurar los trabajos de la reunión 2018 del Centro Mexicano para la Filantropía, el futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo enfatizó que “todo lo que sea expresiones ciudadanas me encanta”, al ser cuestionado sobre la marcha de unas 5 mil personas que este domingo se expresaron a favor del Aeropuerto en Texcoco.

También consideró que “las pugnas con algunas agrupaciones privadas son parte de la democracia, pero —aseguró— estamos muy unidos todos y ésta es la muestra”.

En su discurso, Romo agradeció las tareas altruistas del Cemefi y señaló que los poderes públicos, la iniciativa privada y la sociedad civil son los tres pilares de una sociedad que quiere construir un estado de derecho y un orden justo y democrático”.

“Juntos afrontamos los grandes retos nacionales, el combate a la corrupción, la superación de la violencia y la construcción de la paz; el desarrollo económico especialmente de los marginados y la preservación del medio ambiente”, agregó el futuro funcionario público. 

Manuel Arango, presidente honorario del Cemefi, afirmó que éste “es el momento de unir, No de dividir, México tiene todo a su favor y solo falta liberar la energía de la confianza y el compromiso que nos una para erradicar males como la pobreza, inseguridad, injusticia que amenazan con destruir lo logrado e impedir lo mucho que podemos alcanzar”. 

Arango mandó decir al presidente electo Andrés Manuel López Obrador que “todos estamos dispuestos a colaborar con su gobierno en un clima de respeto mutuo y libertad”. 

Y agregó Arango al futuro gobierno: “pedimos su liderazgo para unirnos y motivarnos en trabajar por el México que queremos heredar a todos los hijos de esta gran nación que merecen seguridad, oportunidad, justicia y paz”.

Alfonso Romo, en representación del próximo gobierno, tras considerar que la filantropía es “una actitud de vida basada en el respeto al otro, en la consideración de que el bien para todos no es una opción sino un deber cívico”, apuntó que junto a Andrés Manuel López Obrador “estamos empezando una transformación real de este país, con nuestros errores y limitaciones, pero con una actitud real de servicio, de construir un nuevo modelo de sociedad basado en la ley, en la justicia, en la equidad y en el progreso convertido en desarrollo para todos”. 

“Se que hemos recibido muchas críticas por algunas decisiones políticas que no han sido compartidas por toda la sociedad, pero nuestro rumbo es el de la estabilidad, el de manejar un gobierno que se gobierna como un barco con el timón firme sin perder el rumbo y en ese rumbo está el crear un ambiente propicio para que se sumen todos los que realmente quieran mejorar a este país, renunciado a intereses particulares y buscando el bien común; sin impunidades ni clientelismos, con la verdad y la honestidad como banderas”, expresó Romo.

El futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, invitó a los empresarios filántropos a “que confíen y colaboren, a que se unan a nuestro esfuerzo como lo han venido haciendo por 30 años; aporten todo lo que puedan aunque a veces la mejor aportación sea una crítica constructiva”.

El próximo gobierno está marcado por un proyecto de Nacion que establece que el Estado debe asumir su función de promotor del desarrollo sin asfixiar a la sociedad civil, ni obstaculizar la participación conjunta de los sectores público, privado y social; esa es la fórmula que guía nuestro esfuerzo y el camino es la colaboración y el trabajo conjunto, detalló Romo.

“No queremos un ejercicio del poder alejado de la gente, aunque muchas veces los marcos legales parecen orientados a ello. Está en nuestras manos crear los mecanismos para que este trabajo conjunto sea posible y se realice de modo eficaz”, prometió.

De eso se trata, de dar forma a un proyecto de verdadera transformación hacia un nuevo modelo de sociedad, hacia una República justa que se desarrolle en paz y progrese para bien de  todos; en este plan, el principal interés está en los jóvenes, resaltó al subrayar que y resulta imprescindible la colaboración de la iniciativa privada y de la sociedad civil. “Hay que tenderles la mano para que puedan edificar su futuro y que no tengan que tomar el camino de la emigración y de la delincuencia”.

Asimismo, Romo consideró que la filantropía también implica “el respeto a las leyes sin privilegios, sin impunidad, con una clara conciencia de que cada ciudadano comprometido con cualquier proyecto filantrópico debe ser ante todo un buen ciudadano, que cumpla con sus deberes y respete los derechos de los demás”.

Sin esto, aclaró Romo, “la sociedad civil se desvirtúa. Las organizaciones que se pierden en intereses particulares de grupo, dejan de ser sociedad civil, porque se alejan de ese sentido global de la palabra ‘sociedad’, donde entran todos”, concluyó al confiar en que se podrá construir un “México unido, todos juntos podemos porque divididos, para nada”.

Jorge Familiar, presidente del Consejo Directivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) detalló que ya son más de mil 600 socios y afiliados, “son más de mil 600 empresas con el distintivo de ‘Socialmente Responsables’ que han contribuido a la construcción de un México más solidario y más justo. Tenemos un gran país, hagamos nuestra parte para que cada día sea mejor”, finalizó Familiar.