¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

“Nuestras lenguas no mueren, las matan”, advierte oradora invitada a San Lázaro

Yasnaya Aguilar, proveniente del municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, en Oaxaca, lamenta que el Estado mexicano, la violencia, la desigualdad y discriminación estén “matando” las lenguas originarias.

Angélica Melín Martes 26 De Febrero, 2019 · 08:59 am
“Nuestras lenguas no mueren, las matan”, advierte oradora invitada a San Lázaro
Yasnaya Aguilar diserta sobre porqué están muriendo las lenguas originarias en todo el mundo.

Por segunda vez en la LXIV Legislatura y como parte de la celebración del 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, abrirá la sesión ordinaria de este martes 26 de febrero en la Cámara de Diputados, una ciudadana hablante de lengua indígena.

La invitada este martes es Yasnaya Aguilar, proveniente del municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, en Oaxaca.

En su intervención, publicada en español en la Gaceta Parlamentaria, lamenta que el Estado mexicano, la violencia, la desigualdad y discriminación estén “matando” las lenguas originarias.

Diserta sobre porqué están muriendo las lenguas originarias en todo el mundo.

“Fue México el que nos quitó nuestras lenguas, el agua de su nombre nos borra y no silencia. Aun cuando han cambiado las leyes, estas continúan siendo discriminadas dentro de los sistemas educativos, de salud y judicial. Nuestras lenguas no mueren las matan”, expresa.

“A nuestras lenguas los matan también cuando no se respeta nuestros territorios cuando, cuando las venden y concesionan, cuando asesinan a quienes las defienden. ¿Cómo va a florecer nuestra palabra en un territorio del que se nos despoja?”, cuestiona.

Narra la experiencia de su comunidad, donde hace dos años, grupos armados los despojaron del manantial del que históricamente se abastecían, y pese a las insistentes denuncias, permanece la injusticia.

Agrega que bajo ataque constante a su territorio no es posible revitalizar su lengua.

“Nuestras lenguas no mueren, las matan. El Estado mexicano las ha borrado. El pensamiento único, la cultura única, el Estado único, con el agua de su nombre, las borra”, recriminó.

Refiere que de acuerdo al Catálogo de Lenguas Amenazadas de la Universidad de Hawái, Estados Unidos, en promedio cada tres meses muere una lengua en el mundo, y actualmente existen seis mil.

Añade que de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, en 100 años se habrán extinguido al menos la mitad de las lenguas del planeta.

Agrega que con la división de la tierra en estados, países y gobiernos, se buscó construir homogeneidad interna, así como establecer una sola lengua a lo que se le asignó valor de Estado, por lo que las lenguas distintas fueron discriminados y combatidas.

En el caso de México, recuerda que 300 años después de la conquista española, en 1820, el 65 por ciento de la población hablaba lengua indígena, y el español era la expresión minoritaria.

Actualmente, los hablantes de lengua indígena representan solo el 6.5 por ciento de la población, siendo el español la lengua dominante.

Así se “minorizaron” lenguas originarias como el maya, náhuatl, tepehua, tepehuano, mixe y el resto de las existentes, como parte de un proceso impulsado desde las políticas de gobierno que quitó valor a las lenguas originarias para privilegiar como lengua única el español, lamenta.

Añade que los esfuerzos para establecer una castellanización forzada y erradicar las lenguas en el sistema escolar, fueron arduos.