¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Noroña y panistas en San Lázaro, a punto de llegar a los golpes (VIDEO)

La diputada de MORENA, María de los Ángeles Huerta, también a gritos y claramente ofuscada, se lanzó hacia la zona de curules panistas

Angélica Melín Martes 24 De Septiembre, 2019 · 17:30 pm
Noroña y panistas en San Lázaro, a punto de llegar a los golpes (VIDEO)
Los señalamientos de ida y vuelta entre Gerardo Fernández Noroña y Annia Gómez desató la furia de algunos legisladores.
Escucha la nota:

La sesión ordinaria de este martes en la Cámara de Diputados inició con una confrontación directa, incluso hubo un par de conatos de bronca entre legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y el vicecoordinador del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña.

El tema que generó la discusión, gritería, desorden, retos, empellones, insultos e incluso algunos manotazos entre legisladores, fue la acusación del diputado Fernández Noroña hacia la diputada panista Annia Gómez, quien dijo, le hizo señas obscenas la sesión anterior.

Información relacionada: Confirman diputados comparecencias por Glosa del Primer Informe

Con ironía, el diputado del PT afirmó que la legisladora le mostró que tenía “artritis” en las manos, es decir, le hizo señas insultantes, por lo cual, él le ofreció ayudarla con el acceso al servicio médico.

Al responderle al petista, la diputada Gómez Cárdenas afirmó que él está molesto porque ha sido declarado “persona non grata” por el Congreso de Nuevo León.

Lo anterior, a causa de las declaraciones en torno al asesinato del empresario Eugenio Garza Sada, ocurrido hace más de 45 años, emitidas por el propio legislador federal y el ahora extitular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Pedro Salmerón.

El congresista y el historiador llamaron “valientes” a los presuntos asesinos del inversionista.

“Y quiero decirle que no, no tengo artritis, lo que tengo es valor y no le tengo miedo ni a usted ni a todas las intimidaciones que hace su bancada contra mi persona. Creo que usted ahora se aprendió mi nombre porque soy del estado de Nuevo León, donde hoy usted es persona non grata, por celebrar los actos cobardes de unos asesinos”, atajó la panista.

Los señalamientos de ida y vuelta entre Gerardo Fernández Noroña y Annia Gómez desató la furia de algunos legisladores.

Los integrantes del albiazul Raúl Gracia, Miguel Riggs, Jorge Espadas, Mario Mata y Ricardo Villarreal entre otros, se levantaron de sus curules y retadores, fueron a encarar al vicecoordinador petista.

En su defensa, la diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), María de los Ángeles Huerta, también a gritos y claramente ofuscada, se lanzó hacia la zona de curules panistas.

“¡Cobardes, mentirosos, tramposos!”, les gritó repetidamente la diputada Huerta del Río.

En el salón de sesiones, los gritos de “hipócritas”, “traidores”, “cobardes” y halagadores de “asesinos”, cruzaron de un lado a otro.

“Cuando no aguanta que alguien le haga una seña que él considera obscena y que malinterpreta como obscena, ¡es un cobarde y un porrista de asesinos!”, lanzó el diputado Gracia Guzmán.

“Este diputado me viene a provocar, pídale por favor para que pueda… diputada presidenta, primero le pido que ponga orden. Un diputado de su partido de su fracción viene aquí a provocarme, a injuriarme y usted ni siquiera le pide que vaya a su lugar, me viene a retar a golpes”, acusó Noroña.

Aunque en repetidas ocasiones la diputada Rojas Hernández llamó al orden, pidió terminar con los insultos y convocó a los coordinadores a las bancadas a controlar a sus compañeros de curules, no tuvo eco.

La bronca verbal, en la que salieron a relucir insultos de todo tipo, por muy poco termina en golpes.

Frente a la Tribuna, una nube de diputados panistas se convirtió en remolino donde unos empujaban para ir a retar al diputado Fernández Noroña, y otros, como el vicecoordinador Jorge Romero, intentaban frenarlos para no llegar a la agresión física.

El coordinador petista, Reginaldo Sandoval, que también intentó poner paz, al igual que el morenista Sergio Mayer, pedían “serenidad”.

Personal de Resguardo y Seguridad del recinto tuvo que interponerse entre los congresistas que de mentada en mentada, casi llegan a los golpes.

La bronca terminó con un llamado de la presidenta de la Mesa Directiva a retomar el orden y no ser “una vergüenza para el país”.

El pleito principal amainó, pero en distintas intervenciones desde sus curules, los legisladores de la mayoría le reclamaron a la presidenta Rojas no ser capaz de mantener el control del Pleno.

Criticaron que su bancada, la del PAN, no haya atendido sus reiterados llamados a evitar la confrontación, lo que muestra que ni siquiera los integrantes del albiazul la respaldan.