¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

No habrá guerra comercial ni crisis económica por aranceles, dice AMLO

El mandatario de México, indicó que ya se está aplicando un plan para atender la problemática migratoria.

Angélica Melín Sábado 1 De Junio, 2019 · 14:01 pm
No habrá guerra comercial ni crisis económica por aranceles, dice AMLO
AMLO aprovechó para indicar que, sin entrometerse en los asuntos electorales de Estados Unidos, no se permitirá que México sea utilizado para esos fines / Especial
Escucha la nota:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no habrá una “guerra comercial” con Estados Unidos, para frenar el amago de imposición de aranceles si no se contiene la migración hacia el territorio norteamericano.

Desde Veracruz, antes de encabezar la ceremonia por el Día de la Marina Nacional, indicó que ya se está aplicando un plan para atender la problemática migratoria.

Si es necesario, México acudirá a tribunales internacionales y también está dispuesto a reforzar las medidas migratorias para llegar a un acuerdo con el gobierno estadounidense.

“Estamos haciendo todo para que con el diálogo se logre un acuerdo, no vamos a entrar a una guerra comercial, a una guerra de aranceles, de impuestos, eso no, no queremos esa confrontación con Estados Unidos y con ningún país. Vamos por la vía del diálogo, si hiciera falta acudiríamos a tribunales internacionales”, planteó.

“Y si se requiere reforzar estas medidas sin violar derechos humanos, estaríamos dispuestos a llegar a ese acuerdo. Consideramos que estamos haciendo lo que corresponde y que hay falta de información”, y que el gobierno norteamericano entienda que el fenómeno migratorio ha aumentado de manera poco común.

Respecto al plan, detalló que se centra en mantener el diálogo para establecer un acuerdo con la Unión Americana; ejercer el derecho de acudir a instancias internacionales de comercio para emprender la defensa legal; y fortalecer la economía nacional para “resistir”, en caso de que el diálogo no avance.

Insistió en que se trabaja en la estrategia de desarrollo para Centroamérica, con acciones como el programa Sembrando Vida, con las que se busca reforestar el área y generar hasta 400 mil empleos.

Informó que en comparación con 2018, el flujo migratorio de Centroamérica hacia México se duplicó en lo que va de su administración, lo cual refleja el grado de complejidad de la problemática, misma que Estados Unidos debe valorar adecuadamente. Les falta información, apuntó.

Subrayó que el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, y el resto del grupo de enviados mexicanos a Washington, ha iniciado la comunicación con los representantes de Estados Unidos, quienes han mostrado disposición a establecer el diálogo, llegar a acuerdos y evitar la imposición de aranceles.

Tras descartar sumarse a la delegación mexicana que ya se encuentra en el territorio estadounidense el Primer Mandatario reiteró que hay un ambiente favorable al diálogo entre las partes, porque a todos conviene un acuerdo.

“Hay un ambiente favorable al diálogo, tanto en nuestro país como en Estados Unidos. Nos conviene a todos que haya un arreglo, que no se apliquen estas medidas y que podamos ayudar nosotros en todo lo relacionado con el fenómeno migratorio”, expresó.

Detalló que la misión mexicana está encabezada por el Canciller Marcelo Ebrard; la titular de la Secretaría de Economía (SE), Graciela Márquez; el negociador para el Tratado de Comercio T-MEC, el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade; el Jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo; así como la Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena.

Recordó que el Canciller Ebrard Casaubón ya se comunicó con el asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner; así como con su homólogo norteamericano, Mike Pompeo, quienes atendieron la petición de dialogar y no “darle largas” al asunto, sino tratarlo a partir del próximo miércoles 5 de junio.

Los delegados mexicanos, puntualizó, informarán a la contraparte norteamericana que México no está “cruzado de brazos” ante el acentuado incremento del flujo migratorio.

El Presidente López Obrador aprovechó para indicar que, sin entrometerse en los asuntos electorales de Estados Unidos, no se permitirá que México sea utilizado para esos fines. “Eso no funciona” y a quien asuma esa posición, advirtió, “le irá mal”.

La petición al gobierno estadounidense “es que no nos inmiscuyan en estos temas, que no es de urbanidad política. Además, no se puede utilizar a un país con propósitos electorales, no se puede estigmatizar a nadie y con todo respeto, decirles que eso no funciona, porque ese trato no va a dar buenos resultados. Al que agarre esa bandera, le va a ir mal”, sentenció.

A la pregunta de hasta cuándo aguantará México los embates del Presidente Donald Trump, aseveró que se mantendrá la sensatez y la prudencia hasta el último momento, aunado a que él en lo particular, es muy resistente a ese tipo de desafíos.

“Que aunque tengamos el corazón caliente, siempre vamos a tener la cabeza fría. ¿Hasta cuándo? Yo puedo resistir así bastante tiempo. Fíjense que, soy paisano de ustedes y estoy lleno de pasión, pero la política también es el equilibro entre la pasión y la razón, entonces, ¡sereno, moreno!”, dijo entre risas.

Asimismo, estimó que en un plazo de dos años, su gobierno cumplirá el propósito de frenar la migración, porque habrá condiciones de trabajo, educación, salud y convivencia pacífica en el territorio nacional

También destacó el “aguante” del peso mexicano ante la “lanzada” del Presidente Trump sobre los aranceles.

Aunque reconoció el impacto inicial del anuncio señalado, el cual provocó la depreciación de la moneda mexicana y el aumento del dólar, dijo que los efectos no llegaron a los niveles registrados antes del arranque de su administración, cuando el dólar rondaba los 20 pesos por unidad.