octubre 17, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Morena va por el control total de la Cámara de Diputados

La diputada Laura Imelda Pérez, propone reformas que la bancada con mayoría absoluta ocupe al mismo tiempo la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política.

Angélica Melín
Morena va por el control total de la Cámara de Diputados
Morena quiete el control de la Cámara de Diputados / Cuartoscuro.com
Escucha la nota:

El derecho de los diputados federales, de “mudarse” de uno a otro grupo parlamentario, se ha utilizado como “maniobra política” para ocupar los órganos de gobierno de la Cámara de Diputados, por lo que es necesario poner límites, propuso la diputada federal del Morena, Laura Imelda Pérez.

La legisladora también planteó reformas a la Ley Orgánica del Congreso de General, para permitir que la bancada con mayoría absoluta, es decir, con al menos 251 integrantes, pueda ocupar al mismo tiempo durante toda la Legislatura, las presidencias de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política.

Información relacionada: Proponen someter a vigilancia y fiscalización al Consejo de Salubridad General

Lo anterior implicaría en los hechos, tener el control total del recinto, en términos políticos, legislativos y económicos; así como bloquear el acceso de las segundas y terceras fuerzas parlamentarias, ocupar los órganos de decisión en el Palacio Legislativo.

La propuesta de la diputada Pérez Segura, indica que en la definición de las presidencias e integración de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, se tomará como válido el número de integrantes de cada bancada, registrado al inicio de la Legislatura y sea el reflejo de los resultados electorales.

Ello, sin importar si en el transcurso del ejercicio parlamentario, las fracciones ganan o pierden integrantes.

Mantiene en el texto de la Ley Orgánica, condiciones vigentes, como que la elección de la Mesa en el Segundo y Tercer Año de la Legislatura, deberá garantizar que su presidencia quede en orden decreciente, en un integrante de los dos grupos parlamentarios con mayor número de diputados que no la hayan ejercido.

También conserva el elemento relativo a que, “en ningún caso”, la presidencia de la Mesa debe quedar en el mismo año legislativo, en un diputado del grupo parlamentario que presida la Junta de Coordinación.

Sin embargo, agrega una excepción para garantizar el control de los órganos de gobierno a la primera fuerza política, que en la anterior y en la reciente Legislaturas, fue su bancada, es decir, la de Morena.

Uno de los ajustes propuestos, establece que en la elección de la Mesa para el Segundo y Tercer Año de la Legislatura, “se tomará como indicador la lista de integrantes que entreguen los grupos parlamentarios a la Secretaría General” de la Cámara.

El segundo elemento, abre la puerta a que la bancada con “mayoría absoluta” al momento de su integración al inicio de la Legislatura, ocupe al mismo tiempo la presidencia de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación.

Con ello, se entregaría a la fracción parlamentaria más numerosa el control político, legislativo y económico en San Lázaro.

“El único caso en el que la presidencia de la Mesa Directiva recaerá en el mismo año legislativo en un diputado que pertenezca al Grupo Parlamentario que presida la Junta de Coordinación Política, será cuando éste cuente con una mayoría absoluta en la Cámara”, dice la iniciativa.

El proyecto fue turnado a la Comisión de Puntos Constitucionales, para su análisis y eventual aprobación.

Para ser aprobado, requeriría la votación de mayoría calificada, de dos terceras partes de los legisladores presentes en la Comisión y el día de la discusión en el Pleno.

Desde el inicio de la Legislatura, el coordinador de Morena, Ignacio Mier, ha sido insistente en dar por descontado que su bancada logrará obtener los poco más de 50 votos que le hacen falta para aprobar cambios constitucionales, ello, si cuenta con el apoyo de la mayoría de los diputados del PRI.