enero 19, 2022
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

Mientras no se supere la intolerancia, México no será sociedad democrática: INE

Lorenzo Córdova Vianello aseveró que cuando la intolerancia se mezcla con la polarización, al de enfrente se le ve como un enemigo.

René Cruz
Mientras no se supere la intolerancia, México no será sociedad democrática: INE
Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE / Cuartoscuro

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que mientras no se supere la intolerancia, México no será una sociedad plenamente democrática.

Al participar en la inauguración del Foro de la Juventud por el Futuro de la Ciudadanía: “Repensando la política”, el funcionario electoral aseveró que cuando la intolerancia se mezcla con la polarización, al de enfrente ya no se le ve como un actor que piensa distinto, sino como un enemigo.

Información relacionada: En ciencia y democracia no hay cabida para dogmas: Lorenzo Córdova

“No seremos una sociedad plenamente democrática mientras no superemos la intolerancia que hoy adereza la preocupante y creciente polarización en los tiempos que corren y imposibilita, tolerancia más polarización, cualquier convivencia mínimamente democrática y esto es por algo muy sencillo; la polarización puede explicarse en momentos particulares de la vida política en una campaña electoral que se supone el espacio institucional por excelencia en donde se confrontan posturas distintas, pero cuando la polarización, que nunca es deseable pero ocurre, se mezcla, se adereza con intolerancia, al de enfrente ya no se le ve como un actor que piensa distinto, sino como a un enemigo que se le combate y eventualmente se le elimina”.

En este contexto, Córdova Vianello aseguró que cuando se habla del pueblo, éste se debe de entender como un todo donde todos tienen cabida, aunque piensen distinto.

“La idea de un pueblo homogéneo como una voz única y expresión específica, unilateral, monolítica de una sociedad es un concepto que, paradójicamente, no sustenta visiones democráticas, sino ha sustentado históricamente a los peores experimentos autoritarios y totalitarios de la historia. El pueblo, al que Carl Schmitt, antecediendo el ascenso del nacismo en Alemania, hablaba, es un pueblo con una visión antidemocrática, es un pueblo monolítico, homogéneo, excluyente, igual que el pueblo, il popolo, del que Benito Mussolini hablaba y al que se dirigía”.

Finalmente, el titular del INE reiteró que la democracia es una creación colectiva que no se le debe a un solo hombre, motivo por el cual su defensa requiere de la participación de todos.