diciembre 01, 2021
Radio
Webcam
Buscar
Nacionales

México: crecen 30% embarazos en adolescentes

Las cifras oficiales indican que al menos el 9.4% de las mujeres en el país han sufrido violencia sexual durante la infancia.

Nora Bucio
México: crecen 30% embarazos en adolescentes
Una mujer muestra una fotografía como embarazada / Pixabay
Escucha la nota:

Los embarazos en adolescentes aumentaron a raíz de la pandemia por Covid-19 al menos un 30% en México.

Es decir, habrá 28 mil embarazos adicionales a los estimados este año para niñas de 14 a 17 años, adelantó Gabriela Rodríguez Ramírez, Secretaria General del Consejo Nacional de Población (Conapo).

En conferencia de prensa realizada junto con el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, advirtió que en el caso de los nacimientos de madres menores de 15 años, se han contabilizado 8 mil 876, producto de violencia sexual en su contra.

Información relacionada: Crecen contagios Covid en jóvenes mexicanos, OPS pide respetar medidas

Estados de mayor embarazos en adolescentes

Los estados de México en donde se presenta el mayor número de estos casos son Coahuila, Chiapas, Tabasco y Guerrero y proviene en muchos de los casos de matrimonios “arreglados” y por violencia sexual.

Por ello dijo Encinas Rodríguez, se trabaja en un programa piloto inicialmente en la Montaña de Guerrero, con el Centro de Derechos Humanos Talchinollan, para erradicar esta práctica y garantizar a las menores su derecho a la separación de éstas uniones.

De acuerdo a Gabriela Rodríguez, las cifras oficiales indican que al menos el 9.4% de las mujeres en el país han sufrido violencia sexual durante la infancia.

De los agresores, el 27.5% son los tíos; 15% otro familiar; 13% otro conocido; 9.7% por un desconocido; 9.3% por un hermano y en el 6.6% en agresores fue el papá.

Para la titular de la Conapo es urgente el regreso a las escuelas porque éstas además de otorgarles educación sexual a los niños y jóvenes, también es un espacio de protección y seguridad y ayudará a revertir en algún porcentaje el retroceso en educación sexual que se ha generado en la pandemia.

Es por esta razón que los embarazos en adolescentes en México crecieron un treinta por ciento, a raíz de la pandemia por Covid-19.