¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Llaman obispos a terminar con discursos de odio

En el caso de México, los obispos lamentaron el asesinato de un migrante a quien le dispararon elementos policiacos en Saltillo, cuando realizaban un operativo cerca de la Casa del Migrante.

Nora Bucio Martes 6 De Agosto, 2019 · 14:20 pm
Llaman obispos a terminar con discursos de odio
Los obispos de la CEM manifestaron el dolor que les causan los actos de violencia registrados hace unos días en México y Estados Unidos, “provocados por la intolerancia, la xenofobia y la discriminación”.
Escucha la nota:

Los obispos que integran la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), hicieron un llamado a las autoridades y ciudadanos de México y Estados Unidos a terminar con los discursos de odio que solo generan agresión y muerte.

A través de un comunicado manifestaron el dolor que les causan los actos de violencia registrados hace unos días en México y Estados Unidos, “provocados por la intolerancia, la xenofobia y la discriminación”.

Información relacionada: Trump cuestiona masacres ocurridos durante administración de Obama (VIDEO)

En el caso de México, los obispos lamentaron el asesinato de un migrante a quien le dispararon elementos policiacos en Saltillo, cuando realizaban un operativo cerca de la Casa del Migrante.

Referente a Estados Unidos, sobre la masacre donde ocho mexicanos y al menos 15 personas más perdieron la vida en un centro comercial de El Paso, Texas a manos de un joven supremacista.

“Es tiempo de poner un alto a estos actos violentos, por lo que hacemos un llamado a los ciudadanos y autoridades de los Estados Unidos, y de México a fomentar un discurso congruente de paz, igualdad, fraternidad y colaboración, ya que tanto los connacionales, como los extranjeros que residen en un país, hacen que una nación sea más grande y fuerte”, señalaron Rogelio Cabrera López y Alfonso Miranda Guardiola, presidente y secretario de la CEM.

Apuntaron que aumentan estos actos de violencia alentados por quienes crean divisiones, cierran el corazón a sus semejantes, y no reconocen la dignidad humana que posee toda persona, independientemente de su color de piel o su nacionalidad.