¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

Lenguas indígenas, relegadas por visión paternalista, lamentan en San Lázaro

El ciudadano Víctor Cata relata que desde su infancia tuvo que manejar con su familia materna y paterna, tanto el idioma zapoteco como el español, lo que prácticamente lo obligó a “partirse en dos”.

Angélica Melín Martes 12 De Marzo, 2019 · 08:16 am
Lenguas indígenas, relegadas por visión paternalista, lamentan en San Lázaro
Las lenguas originarias en México han sido relegadas a partir de una visión paternalista y compasiva

Las lenguas originarias en México han sido relegadas a partir de una visión paternalista y compasiva, implementada desde la época colonial, donde se consideraba al indígena como un mundo carente de los conceptos del saber, la instrucción, la ciencia y civilización.

Así lo plantea el invitado abrir la sesión ordinaria de este martes en la Cámara de Diputados, el ciudadano Víctor Cata, quien participa desde la Tribuna, como parte de las celebraciones del Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

En su intervención publicada en idioma español en la Gaceta Parlamentaria de la Cámara, relata que desde su infancia tuvo que manejar con su familia materna y paterna, tanto el idioma zapoteco como el español, lo que prácticamente lo obligó a “partirse en dos”.

Reflexiona sobre el desplazamiento de las lenguas indígenas frente al español, al ser consideradas un signo de pueblos no desarrollados y poco civilizados.

“Nos tocó vivir las dos políticas lingüísticas una, hablar el español porque es el idioma del Estado, el que emplea el sistema educativo, el que nos garantizará una educación que nos permitirá mejorar nuestro nivel de vida. La otra, la de parapetarse detrás de los idiomas indígenas y esperar, qué otra cosa podemos esperar, sino la muerte”, indica.

Lamentó que los juchitecos y muchos otros pueblos sigan viviendo en medio de dos políticas lingüísticas, y se debatan entre aceptar que el suyo es un idioma limitado geográficamente y que entorpece la educación aunado a que “enreda la lengua”, y que el español les permitirá desarrollarse.

Esto, cuando su lengua originaria es parte de la identidad, abundó.