¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

La serotonina interviene en la regulación de nuestras emociones y conducta social

El modelo de estudio de Trueta Segovia son neuronas identificadas en el sistema nervioso de la sanguijuela, un invertebrado descrito por los anatomistas del siglo XIX, y que ha sido investigado por los neurofisiólogos desde la década de 1960.

Rocío Méndez Sábado 18 De Mayo, 2013 · 11:47 am
La serotonina interviene en la regulación de nuestras emociones y conducta social
Foto Archivo

Como neurotransmisor, la serotonina interviene en la regulación de nuestras emociones y conducta social, desde la depresión hasta los comportamientos agresivos. Esta sustancia también regula las actitudes de “dominancia” en todos los animales al determinar incluso sus conductas alimenticias como “la sensación de hambre y saciedad”.

“En invertebrados es más fácil estudiar con detalle los circuitos que regulan estos mecanismos, y nosotros analizamos la regulación de la liberación de serotonina en diferentes compartimentos de una misma neurona”, indicó, Citlali Trueta Segovia, académica de la Facultad de Ciencias (FC) de la UNAM e investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”.

El modelo de estudio de Trueta Segovia son neuronas identificadas en el sistema nervioso de la sanguijuela, un invertebrado descrito por los anatomistas del siglo XIX, y que ha sido investigado por los neurofisiólogos desde la década de 1960.

“Su sistema nervioso es más pequeño que el de los mamíferos, tiene pocas neuronas, pero 10 veces más grandes –de unas 100 micras en lugar de 10 de las humanas–, y están distribuidas de forma estereotipada, así que son fáciles de identificar”.

La investigadora señalo que en los animales, “las neuronas serotonérgicas son escasas”. En las sanguijuelas hay siete de 400 neuronas en cada uno de los 21 ganglios intermedios que forman su sistema nervioso. En los mamíferos, según la especie, hay entre nueve mil y 90 mil que secretan ese neurotransmisor, de un total de un billón; “Prácticamente todo lo que sabemos sobre liberación sináptica de serotonina se ha estudiado en su sistema nervioso”, agregó.

“No estudiamos depresión ni otros problemas psiquiátricos, sino la liberación de serotonina a nivel celular, pero si podemos entender cómo se regula la liberación a nivel de los distintos compartimentos de las neuronas en el sistema, eventualmente podríamos entender cómo se producen estos padecimientos y llegar a tratarlos”, afirmó.

Cabe recordar que por sus hallazgos sobre los mecanismos básicos de la liberación de serotonina, un neurotransmisor involucrado en la modulación de las emociones, la universitaria recibió la Beca L’Oreal-UNESCO-Academia Mexicana de Ciencias, en el área de Ciencias Naturales.