¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

La respuesta institucional a protesta de jóvenes es la represión: expertos

Ayotzinapa, explicó, el Dr. Nateras, “fue la forma más cruenta en que se nos presentó lo que ya sabíamos de las instituciones del Estado y su corrupción.

Rocío Méndez Lunes 22 De Diciembre, 2014 · 11:44 am
La respuesta institucional a protesta de jóvenes es la represión: expertos
Foto archivo Noticias MVS

Audio: Dr. Alfredo Nateras, sociólogo y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana.  

La protesta social desde las juventudes mexicanas se encuentra “en el umbral del activismo social”, advierten juvenólogos. “Tenemos que apostarle a seguir formando a los jóvenes para que actúen en libertad y democracia”, destaca la directora general del COLBACH, Sylvia Ortega.

Ante la escalada de protestas estudiantiles en los últimos tres meses, tras las agresiones en contra de normalistas rurales en Iguala, Guerrero, la respuesta institucional a las juventudes inconformes ha sido “torpe y tardía,” bajo la “clásica” reacción de “un Estado autoritario y represor, que no escucha y que usa las viejas formas: está coptando a la disidencia estudiantil y al malestar social, o ha intimidado a las voces más importantes de las juventudes, los ha vigilado y los ha amenazado”, advierte el Dr. Alfredo Nateras, sociólogo y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana.  

“La última fase –de este modelo– es la represión abierta y directa”, alerta el experto en temas juveniles.   “No tengo claro hacia donde me voy a conducir, tanto a nivel personal como en mi actividad en la universidad… tengo mucho miedo hasta de salir a la calle y por lo único que estamos preocupados –te hablo de la familia– es por nuestra seguridad; nuestra integridad física y psicológica es lo principal… estamos siendo asesorados para valorar cómo vamos a actuar de ahora en adelante”, reveló José Manuel Esquer Gutiérrez, en protesta activa por las agresiones a la comunidad de Ayotzinapa como egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana- Xochimilco y quien el pasado 15 de diciembre a las 15:00 horas, fue forzado por tres sujetos a ingresar a un automóvil al salir del plantel por la puerta principal de Calzada del Hueso al sur de la Ciudad de México.

El muchacho denuncia que fue torturado e interrogado por su activismo político, que le pidieron a golpes teléfonos de contactos y las contraseñas de sus cuentas sociales y después de varias horas, fue abandonado en la ciudad de Toluca, Estado de México, ya en la madrugada del martes 16 de diciembre.  

Momentos antes de que lo liberaran, sus captores publicaron en su perfil de Facebook un mensaje: “Ahí les dejamos a su palomita no la mayugamos tanto (sic). Sigan de cul…”  

Ayotzinapa, explicó, el Dr. Nateras, “fue la forma más cruenta en que se nos presentó lo que ya sabíamos de las instituciones del Estado y su corrupción, pero el actor social que está dando cuenta de estas contradicciones son los jóvenes… sus protestas reflejan el malestar social y las identidades estudiantiles son las que han tenido mayor presencia para desnudar la represión, la corrupción y la criminalizacion no sólo de los movimientos sociales, sino de las mismas juventudes.”  

Para el Dr. Nateras, las formas de enojo desde el activismo social, están en los umbrales de la llamada “acción social… esperamos que el Estado no cometa mas barbaridades,” destacó el pionero de las encuestas nacionales de la juventud, tras subrayar que en paralelo, el movimiento estudiantil en el Instituto Politécnico Nacional, “resolvió fobias internas y amenazas de fractura y logró sentar a las autoridades;” esta generación de estudiantes politécnicos ha mostrado que “si es posible dialogar con los jóvenes quienes con lucidez han avanzado en sus requerimientos.”  

Las juventudes mexicanas, “están alejadas de los partidos políticos y han hecho de la calle más que una manifestación de la protesta, una festividad… son apartidistas –saben que los partidos políticos ya perdieron rumbo, agrega Nateras– pero no son apolíticos,” concluyó.  

Por su parte, la Dra. Sylvia Ortega Salazar, directora general del Colegio de Bachilleres destacó que el asesinato de un estudiante este año en el plantel 13 ha propiciado que los bachilleres demanden más seguridad y acciones de autoprotección; con los muchachos “el dialogo fue ríspido, pero hay confianza en los jóvenes y en la energía que tienen, que puede derivar en grandes y espectaculares cambios, porque ellos son capaces. 

Tenemos que apostarle a seguir formando a los jóvenes para que actúen en libertad y democracia; los estudiantes –apuntó Ortega– son altruistas, alegres y en el Distrito Federal son sofisticados y articulados y ello solo puede mejorar las escuelas; hay que entender mejor sus intereses pues los jóvenes son activos y tienen un alto potencial de creación,” finalizó.