¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Gasto en cárceles desvía tema sobre abusos, denuncian

Consideran importante destacar que durante los dos años de la actual administración, se han cerrado 5 de los Centros Federales de Reinserción Social más grandes del país.

Nora Bucio Jueves 14 De Enero, 2021 · 13:59 pm
Gasto en cárceles desvía tema sobre abusos, denuncian
En los penales a la población penitenciaria una vez al día, se realiza toma de temperatura y se mide el nivel de oxigenación, precisaron las autoridades - SSPC
Escucha la nota:

Diversas organizaciones de la sociedad civil, manifestaron su preocupación por las declaraciones vertidas sobre los centros de reinserción social o prisiones en el país, hechas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien al calificarlos como “hoteles de lujo”, deja de lado las vejaciones y abusos que históricamente se cometen en estos.

Decenas de organizaciones señalaron que si bien es importante reconocer los abusos que se han cometido a través de los contratos de prestaciones de servicios, también es importante destacar que durante los dos años de la actual administración, se han cerrado 5 de los Centros Federales de Reinserción Social más grandes del país: las Islas Marías, Puente Grande, Sureste de Huimanguillo, Norte de Ciudad Juárez y Matamoros.

Información relacionada: México cuenta con una justicia con rostro distinto: SCJN

Estas medidas al parecer, señalaron, obedece a que los centros penitenciarios concesionados en el gobierno de Felipe Calderón contaban con pocos internos. Hasta este 2021, a nueve años de su privatización, mantenerlos activos ha representado un costo de 75 mil 661 millones de pesos y para mantenerlos operables se han llevado a cabo más de tres mil 300 traslados que han generado situaciones extremas de vulnerabilidad que han propiciado abusos de derechos humanos, tortura y falta de información del paradero a sus familiares, entre otras irregularidades.

“Reconocemos la intención del gobierno federal de hacer pública la información sobre los contratos millonarios hechos para construir y operar los CPS, después de 9 años en la opacidad. No obstante, el peligro de señalar estos centros como “hoteles de lujo”, lleva a desviar la conversación de la realidad del sistema penitenciario: tortura sistemática, abuso de prisión preventiva, reincidencia delictiva, violencia sexual, violencia institucional contra las mujeres, personas de la comunidad LGBTTTQI+ olvidadas, hacinamiento, autogobierno, falta de condiciones de vida digna, víctimas de abuso y las miles de personas que por los traslados masivos han sido alejadas de sus familias”, señalaron las organizaciones entre las que se encuentran AsiLegal, Reintegra y diversos colectivos.