¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Exige organismo civil salida de Claudia Paz y Ángela Buitrago de caso Ayotzinapa

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, se quejó del pago de dos millones de dólares por los servicios del GIEI que salen de nuestros impuestos.

Rocío Méndez Lunes 21 De Diciembre, 2015 · 12:37 pm
Exige organismo civil salida de Claudia Paz y Ángela Buitrago de caso Ayotzinapa
Foto ilustración

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública presidido por el abogado José Antonio Ortega, demandó la salida de la guatemalteca Claudia Paz y la colombiana Ángela Buitrago della investigación de los hechos de Iguala del 26 de septiembre del 2014, que derivaron en la desaparición de 43 normalistas que fueron vistos por última vez cuando los detuvo la policía municipal.

A nosotros estos hechos nos parecen “monstruosos”; no deberían de darse este tipo de hechos en nuestro país. Por eso es muy importante que nuestras autoridades, auxiliadas por los padres de los normalistas, sean quienes investiguen a profundidad los hechos.

A pesar de que hay más de cien detenidos no ha sido suficiente, la investigación tiene que seguir abierta pero también se tiene que saber quién y por qué mandaron a esos muchachos a Iguala ¿quién tomo esa decisión? insistió Ortega al resaltar la posible participación de grupos criminales como los llamados “Rojos” o “Guerreros Unidos” y hasta resistencias clandestinas como el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente.

Se tiene que llegar a la verdad, la que sea, profundizar en la misma, castigar a todos los responsables incluidos algunos políticos como el ex gobernador Ángel Aguirre. Pero, enfatizó, estos hechos no se pueden repetir, no pueden haber desaparecidos tantos muchachos y esto se tiene que esclarecer pero por las autoridades mexicanas, se debe castigar a todos los responsables y los extranjeros que vengan a ayudar de buena fe a seguir buscando a estos muchachos siempre serán bienvenidos; a los que no queremos  son a los que han cometido violaciones en sus países como la guatemalteca Claudia Paz y la colombiana Ángela Buitrago, a quienes Ortega presentó como supuestas simpatizantes de acciones guerrilleras.

Ortega apunto que haga lo que haga, al gobierno mexicano nadie le cree, pero los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (el GIEI de la CIDH) no llegan a buscar a los muchachos sino se meten a cuestionar la averiguación; a demandar que declaren los del 27 Batallón (que han declarado tres veces ante autoridades mexicanas), y siguen sin contribuir con la búsqueda de los 43 desaparecidos, insistió.     

José Antonio Ortega también se quejó del pago de dos millones de dólares por los servicios del GIEI que salen de nuestros impuestos; pero, a decir del abogado, Paz y Buitrago son “expertas en falsedades y en agravios a los derechos humanos en sus países de origen. Los timaron y por eso deben de correrlos”, expresó.

Con evidencias, hay dos cuerpos identificados por la Universidad de Innsbruck cuyos restos se encontraron en el basurero de Cocula. el trabajo elaborado por Jesús Murillo Karam al menos es una verdad jurídica. Nos parece una investigación seria, que no es perfecta pero que tiene una línea bien trazada. Lo que falta es conocer quién y por qué mandaron a los muchachos a Iguala.

En otro tema, y convencido de que la aprobación del uso lúdico de la marihuana “no reducirá la violencia” que no se genera “por si se vende o se deja de vender marihuana, sino porque ahora los narco cometen secuestros o cobro de derecho de piso y estos delitos seguirán se legalice o no la marihuana”, Ortega reclamó una resolución “por la paz, que lo mexicanos podamos vivir en libertad, disfrutar de nuestros derechos humanos, que tengamos calles seguras y a nuestras familias totalmente tranquilas”.

En este marco, criticó que detrás del secuestro del delegado del CISEN en el Estado de México, hay una realidad inobjetable: “eso nos puede pasar a nosotros”, pero, apuntó el abogado, “lo que me causó más dolor es que lo rescataron a las 48 horas. ¿Por qué a él sí y a los demás mexicanos no? ¿Qué los demás mexicanos somos de segunda? ¿Qué no valemos, qué no nos merecemos una justicia pronta, expedita, eficaz? es claro que tienen los elementos para localizar –a los secuestrados—pero los demás le valemos mad…”, finalizó.