¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Lo más buscado:
Link Copiado
A A

‘Estoy en paz con la vida que ha sido generosa conmigo’: León Portilla al recibir homenaje en la UNAM

“Mi vida ha sido muy feliz; estoy en paz con ella, ha sido generosa conmigo”, enfatizó el historiador. Luego de recordar a sus padres, reconocer a su esposa, Ascensión Hernández Triviño, y a su hija y nietos, León Portilla mencionó a sus alumnos (muchos de ellos indígenas) y colegas.

Rocío Méndez Lunes 22 De Febrero, 2016 · 16:19 pm
‘Estoy en paz con la vida que ha sido generosa conmigo’: León Portilla al recibir homenaje en la UNAM
Foto: UNAM

En el 90 aniversario de su natalicio, la Universidad Nacional rindió homenaje al investigador emérito Miguel León-Portilla. 

“Mi vida ha sido muy feliz; estoy en paz con ella, ha sido generosa conmigo”, enfatizó el historiador. Luego de recordar a sus padres, reconocer a su esposa, Ascensión Hernández Triviño, y a su hija y nietos, León Portilla mencionó a sus alumnos (muchos de ellos indígenas) y colegas.

“He tenido muchas cosas que hacer en la vida; fui director del Instituto Indigenista Interamericano, recorrí casi todo el continente, visité a varios jefes de Estado, tuve experiencias en la selva amazónica. La vida ha sido una serie de novedades para mí”, relató el autor de “Visión de los vencidos”.

En la UNAM, subrayó León Portilla, ha tenido parte sustancial de su formación intelectual, y maestros excepcionales, como Ángel María Garibay, Justino Fernández y Juan Hernández Luna.

En la ceremonia, el rector Enrique Graue Wiechers dijo que, por su impacto en México y el mundo, el renombrado historiador “representa lo mejor de los valores universitarios”.

Se trata, abundó, de un académico ejemplar, humanista multifacético, escritor prolijo, redentor de nuestros orígenes, apasionado de nuestra cultura y lenguas autóctonas, maestro de generaciones, historiador de historiadores, ciudadano y hombre ejemplar.

En el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario y ante integrantes de la Junta de Gobierno, exrectores, autoridades universitarias, familiares y amigos del homenajeado, el Dr. Graue Wiechers resaltó que a todos nos fortaleció la visión histórica de una pluralidad étnica que jamás será vencida. Por ello, “su Universidad, que ha sido y seguirá siendo siempre su casa, le rinde este homenaje”.

“Estamos aquí para congratularnos de su existencia, y de que ésta haya estado íntimamente ligada a la Universidad Nacional Autónoma de México. Usted, precisó el rector, es uno de los íconos universitarios más conocido y reconocido; le ha dado lustre y vida a nuestro lema, y a la Universidad, el reconocimiento internacional”, refrendó el rector de la UNAM al distinguido historiador del México antiguo.

Presente en el homenaje, la directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Teresa Franco, indicó que una de las características centrales en el temperamento de León-Portilla es la sed de conocimiento, el ingobernable deseo de entender y dar a entender, el júbilo de una inteligencia profunda y siempre llena de humor, cuando no de ironía, siempre abierta a nuevos proyectos y realizaciones.

Andrés Lira, director de la Academia Mexicana de la Historia, recordó que el homenajeado ingresó a esa agrupación como titular del sillón XVII en junio de 1970. Su discurso sobre el significado de Mesoamérica en la historia universal, muestra el propósito de una obra que sigue fructificando. “Ahí, nos beneficiamos de la entrega como investigador, expositor, impulsor y guía del cuerpo del que fue director de 1996 a 2003, del académico emérito”.

Al cerrar el homenaje, el poeta Jaime Labastida, también director de la Academia Mexicana de la Lengua, dentro de la cual León-Portilla fue elegido individuo de número, en octubre de 1961, para ocupar la silla séptima, a los escasos 35 años de edad, expresó que se trata del intelectual mexicano más reconocido en el mundo entero.

“Él ha puesto ante nuestros ojos, azorados, todo un continente cultural; es un arqueólogo del pensamiento y la palabra”, finalizó Labastida.