¿Deseas recibir notificaciones?
Radio
Webcam
Buscar
Obscuro
Link Copiado
A A

Es tiempo de exigir al poder paz para México: Sicilia

Javier Sicilia cuestiona si no es ya tiempo de poner un verdadero alto a tanto dolor, a tanta muerte.

Nora Bucio Martes 5 De Noviembre, 2019 · 22:53 pm
Es tiempo de exigir al poder paz para México: Sicilia
Javier Sicilia Zardain, poeta y activista social / Foto: EFE

Javier Sicilia Zardain, poeta y activista social, envió una carta de condolencia a Julián LeBarón por los asesinatos de sus familiares y le cuestiona si no es tiempo de que el pueblo de México vuelva a congregarse para obligar al poder a realizar una verdadera política de verdad, justicia y paz, una política con la que Andrés Manuel López Obrador se comprometió.

En este documento, donde lamenta los crímenes que han perseguido a esta familia, el poeta recordó la integración de Julián LeBarón al Movimiento por La Paz con Justicia y Dignidad para exigir paz y justicia.

Información relacionada: No habrá impunidad en caso de ataque contra familia LeBarón: Ebrard

“La espantosa masacre que la comunidad de los LeBarón acaba de sufrir, me hace preguntarme, ¿si no es tiempo de que el pueblo de México –del que tanto habla ahora el actual presidente—vuelva a congregarse para sentar al poder, no a exigirle, sino a obligarlo a realizar una verdadera política de verdad, justicia y paz, por la que tú y tantos otros hemos luchado sin descanso, una política con la que Andrés Manuel se comprometió, que a lo largo de un año de mandato traicionó y que se mide con centenas de miles de muertos, desaparecidos, de las que las mujeres y los niños asesinados de tu comunidad son la nueva punta del iceberg? ¿O a qué nivel de espanto y de horror tenemos que descender para que este país, este pueblo vuelva a reaccionar? ¿Tienes tú y la comunidad de los LeBarón la palabra para convocar a la reserva moral del país, esa palabra que hace 25 años tuvo el zapatismo y hace 9 años el MPJD?”, cuestiona.

Javier Sicilia además señala en esta carta, si no es ya tiempo de poner un verdadero alto a tanto dolor, a tanta muerte, a tanta humillación, a tanta mentira; si no es ya tiempo de que en el sufrimiento palpite de nuevo el corazón y la tierra pueda florecer; tiempo de que sea tiempo.